0
La hinchada de Independiente ovacionó a Maximiliano Meza antes de irse a Rusia, y recordó a los jugadores vecinos que no fueron convocados al Mundial.


No fue una noche más para Maximiliano Meza. Sabiendo que era el último partido antes del Mundial (¿el último en Independiente?), el volante Rojo tuvo todas las miradas encima, y el cariño de la gente del Rojo.


Tuvo un buen partido, sobre todo en el primer tiempo, no se escondió, la pidió, se mostró, participó de la jugada que definió el partido y recibió las infracciones que dejaron con un hombre menos a Lara.


Sobre el final, como al principio del partido, escuchó la ovación de la hinchada.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app