0
Con goles de Rigoni y Meza, Independiente derrotó 2 a 0 a racing y logró el primer triunfo en casa de la era Holan. El Libertadores de América, colmado, disfrutó la victoria en el clásico, que se justificó por lo hecho en la segunda parte. 


Gran victoria en el clásico, contundente actuación en el segundo tiempo y un golazo descomunal de Meza sobre la hora sellaron el triunfo de Independiente ante racing y dejaron felices a los hinchas que llenaron el Libertadores de América.

Lo necesitaba el Rojo, ganar en casa era la deuda pendiente de este equipo y del técnico Ariel Holan, que consolida una idea de juego asociado y ofensivo que se ajusta a la historia y viene rindiendo pero hasta ahora fuera de Avellaneda.

La primera parte dejó dudas, no llegó Independiente y racing encontró en la contra un arma eficaz para generar peligro.

Sin embargo, en el complemento el Rojo salió con otra actitud. Rigoni, quien no estaba ajustado con las pelotas paradas, clavó un hermoso tiro libre. Sobre el final, fue Meza quien en una baldosa hizo magia y definió sobre la salida de Orión para desatar los festejos.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app