0
Lucas Patanelli, la joyita que juega en Independiente y es pretendido por el Real Madrid, habló en exclusiva con el Crack Deportivo. Con tan solo 15 años conoció a Cristiano Ronaldo y está muy cerca de cumplir un sueño.


En la categoría novena de Independiente, hay un chico distinto a todos. De enormes ojos marrones y cuerpo flaco, Lucas Patanelli es el denominado jugador “distinto” y es que trata a la redonda como ninguna. Es por esto que, tan solo con 15 años, el Real Madrid puso sus ojos en él, al igual que varios equipos de Europa.

El Merengue mostrando su interés por el juvenil, lo invitó junto con su familia a pasar unos días en España para conocer el club y a todos los galácticos que juegan ahí. Sin ir más lejos, quien lo recibió fue Cristiano Ronaldo y lo llevó a conocer el resto del plantel, que más tarde le regalaría una camiseta firmada que ahora se encuentra dentro de un cuadro en su casa de Villa del Parque.

Lamentablemente para el chico, ese sueño duró apenas unos días ya que no se llegó a un acuerdo entre Independiente y el Real Madrid por el pase de Lucas. Hoy, un año y medio después, se reflota la ilusión. Pero mientras tanto, se encuentra entrenando en el Rojo y muy agradecido de la escolaridad que el club le da y el tratamiento físico para ayudar a su crecimiento.

Lucas Patanelli habló con el Crack Deportivo y contó su historia:

– ¿Caes en esto que estás viviendo?
Si, de a poco. Estoy intentando estar callado, mantenerme al margen de esta locura y estar tranquilo más que todo.

– Vivís la era profesional siendo muy chico ¿Es raro?
Es muy raro porque no estoy acostumbrado y soy chico pero gracias a Dios la familia ayuda muchísimo y uno trata de decir lo que sabe, tampoco voy a decir locuras y cosas que no son concretas.

– ¿Cuánto ayuda la familia?
La familia es lo principal para mi, hoy es el sotén de todo, en cuanto a lo psicológico y lo futbolístico y obviamente en la escuela, me tocó una familia que está en todo. Lo principal para mi familia es el colegio, la que más me cae con el colegio es mi mamá y me hizo entender que gracias a Dios el estudio te da puertas que capaz no las podes abrir si no fuera por eso.

– ¿Cómo es un día tuyo?
Me levanto temprano, desayuno y parto para el colegio de Independiente en Avellaneda que me queda lejos. Llego, entro al colegio hasta el mediodía y cuando salgo voy con los chicos de la pensión en el mico hacia Domínico donde comemos y nos quedamos entrenando. Después nos volvemos a casa.

– ¿El amor por el fútbol donde nació?
Desde chiquito me encantó la pelota, me levantaba y me acostaba con una pelota a los pies.

– ¿Notas la diferencia con los chicos de tu edad en lo futbolístico?
Trato de mantenerme al margen de lo que digan los demás pero en lo que es notar uno mismo a veces si y a veces no, últimamente hay muchos chicos que juegan muy bien a la pelota y cada vez se está entendiendo más el juego entonces es difícil que alguien resalte. ¿Si yo noto la diferencia? No tanto.

– Ayer jugabas con chicos de 20 y se notaba la diferencia
Capaz de afuera se nota, uno de adentro capaz se equivoca en una y se queda pensando en esa y no en todo lo que venía haciendo bien pero si, uno se da cuenta que tiene otras facilidades pero siempre humilde y pensando en lo mejor para el equipo y no para uno mismo.

– En cuanto a lo físico si uno es chico de cuerpo es un problema para el club pero de afuera parecen los más habilidosos ¿Qué pasa con los clubes?
Los clubes últimamente están perdiendo eso de buscar el buen pie y no al físico pero yo creo que clubes como Independiente, Argentinos Juniors, ponen de básico otra cosa que es la inteligencia de un jugador y cómo se desarrolla con la pelota en los pies y no cuando va al contacto físico, que eso es lo que te dicen que se va adquiriendo cuando vas creciendo y con el paso del tiempo. Hay que estar tranquilo pero la verdad es que uno se desespera porque juegan todos los grandotes y a uno lo dejan siempre afuera, pero de a poco con la familia, los entrenadores y los coordinadores te van haciendo entender que hay que esperar, es más que nada constancia y sacrificio.

– Es un poco lo que ve Jorge Griffa, no tanto lo físico sino el buen pie
Jorge Griffa es un señor que sabe muchísimo de esto junto a Abel Alves y Juan Cruz Anselmi, son tres coordinadores que son únicos.Es difícil encontrar coordinadores que vean eso y no estén preocupados por otra cosa que capaz que otros clubes si la ven como principal.

– ¿Pasaste por River? ¿Qué pasó?
Si, estuve dos años y jugué hasta pre-novena y cuando cambió toda la camada de técnicos y coordinadores me llamó Rodríguez y el primer día me presenté y al segundo día de pretemporada me llamaron de España.

– ¿Ahí te llamó el Real Madrid?
Me invitaron para conocer las instalaciones y mostrarme donde íbamos a estar y convivir, lo que es el Real Madrid. Es impresionante, estar ahí y ver todo lo que le brindan al jugador que parece fácil llegar ahí, sé que no lo es pero parece fácil llegar arriba.

– ¿Estuviste con los monstruos de Ronaldo, Benzema y el resto?
Gracias a Dios me dieron la oportunidad de conocerlos, de estar un rato con ellos, compartir unas palabras. Lo que yo quería era conocerlos, tienen un físico terrible y parecen muchachos que no están consagrados por la humildad, a mi me recibieron de 10 y es el día de hoy que estoy muy agradecido a ellos.

– ¿Te trajiste la camiseta de Cristiano Ronaldo?
Si, yo no lo podía creer. Cristiano me recibe, me da la remera, me dice “vení que vamos a conocer a los demás”. Me pusieron un traductor porque no todos hablaban en español y se complicaba un poco y un fibrón. Hablamos un rato, en esa época estaba Di María así que pude hablar con él que también era un sueño y me firmó la remera.

– ¿Tus ídolos?
Cristiano Ronaldo, Ángel Di María. Cuando era chiquito miraba por Youtube los videos de Ronaldinho y bueno, ni que hablar de Messi.

– ¿Cómo llegas a Independiente?
Llego de la mano de Carlos Rulli y Héctor Maldonado. Yo iba a viajar a España en septiembre de 2014 porque ahí empezaba la temporada y el colegio, a mediados de junio nos enteramos que la FIFA había puesto una sanción y que nos teníamos que quedar porque no podían viajar menores de 16 y yo tenía 14 entonces tuvimos que tragar saliva y a fin de año se nos acercó Carlos Di Leo que es una gran persona y es más que todo amigo de la familia, y le presentaron el proyecto de que yo me había quedado y lo que había vivido y ahí me propusieron tres años en el club de la mano de Yoyo y Hugo Moyano. La verdad es que estoy muy agradecido, cuando me entero que no podía viajar, Bocha Batista me da la oportunidad de terminar el año en Argentinos Juniors y se portó de 10 porque me hizo jugar en la Liga Metropolitana que no es AFA porque los pases ya habían cerrado pero me da la oportunidad de poder estar en continuidad con un equipo.

– ¿Estás contento en Independiente?
En Independiente no me falta nada, gracias a Dios me dan todo, me brindaron todo lo que necesitaba y por eso yo creo que estoy tan tranquilo y es lo que demuestro porque no estoy apurado ni necesitado de irme a otro lado, sino quedarme acá que no me falta nada.

– ¿Hacés algún tratamiento por el físico?
Independiente me puso a mi disposición el médico de la Selección Daniel Martínez que no necesariamente me dijo que me va a dar hormonas de crecimiento que es eso de inyectar y demás, sino que no es que tengo un problema de crecimiento sino una maduración tardía y eso se acompaña con proteínas y pastillas pero todo nutritivo más una alimentación correcta. Con eso me van acompañando y la verdad que se notó una mejora en la contextura física mía, ahora estoy creciendo bastante rápido y todavía falta el estirón final que lo estoy esperando con los brazos abiertos.

– ¿Cuán importante es para los chicos de Independiente la pensión con todas las reformas que tuvo?
La verdad que se portaron espectacular la comisión directiva que plantearon un proyecto de remodelación de la pensión que la dejaron espectacular y a parte le brindan todos a los chicos para vivir y que se sientan como en su casa porque la realidad es que es su segunda casa. Yo que tengo tiempo de compartir con ellos y se que están muy contentos, super agradecidos y no les falta nada en cuanto a comida, duchas, baños, todo es nuevo, ya las habitaciones tienen aire acondicionado, camas de primer nivel y eso también es parte del rendimiento que mejora, porque los chicos una vez que están cómodos su rendimiento mejora y se notó en los chicos de pensión desde este año.

– ¿Cuál es el sueño de Lucas?
Llegar a Primera. Acá o allá yo quiero llegar a Primera, si es en Independiente mejor y si es en el Real Madrid mucho mejor pero yo creo que los objetivos para los jugadores siempre son los mismos, llegar a Primera, consagrarse en un club y después consagrarse con la Selección Argentina.

Publicar un comentario