1
A Independiente no le salió una, perdió como local ante Santa Fe y deberá dar vuelta la historia en la altura de Bogotá. Al Ruso Rodríguez le atajaron un penal en el primer tiempo.

No fue la noche de Independiente, ni la del Ruso Rodríguez. No le salió una al Rojo y tampoco a su arquero, pero todo pudo cambiar para ambos si Robinson Zapata no le detenía ese penal en el primer tiempo.

Falló la defensa, salvo Tagliafico, no se pudo contener el mediocampo con Ortiz como única contención, y nadie agarró la manija pese a la voluntad de Mancuello y el. Empuje de Vera.

Santa Fe se mostró sólido, con mucha presión y buen manejo de pelota. El equipo colombiano, manejado por un gran técnico como es el uruguayo Pelusso, por momentos controló el juego y llegó al gol tras otro error de cálculo del golero Rojo.

Quedan 90 minutos pero no la tendrá fácil Independiente en la altura de Bogotá y sabiendo que el rival se agradará en su casa.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 23 de octubre de 2015, 11:41

Amanda dice:
Olvidar? Jamás. Se aprende de los errores y más de la zoncera de la honradez deportiva. Faltas por todos y para todos los del Rojo; gritos al árbitro por el técnico visitante; tres amonestados a uno; un penal que debería haber sido dos, los relatores del monopolio haciendo fuerza hasta con el trasero para que Independiente pierda y frases hechas por todas partes: "el rival se hará fuerte", "la altura", "Pellegrino NUNCA pudo con este equipo, acuérdense que le ganó a Estudiantes cuando era su técnico".
No olvidar: 25 de enero de 1978, tres expulsados, cancha del rival, un milico asesino digitando el partido. Y no me digan que eran mejores jugadores, eran, simplemente un equipo de voluntades.