0
Falta poco más de una semana para que comience el torneo e Independiente aún no cerró ninguna incorporación, ni se desprendió de jugadores. ¿Cómo sigue la cosa?

Con técnico nuevo, y un receso largo para aprovechar el tiempo y recomponerse de cara al segundo semestre del año, en el que Independiente deberá posicionarse en el campeonato, jugar la Copa Sudamericana y mantener viva la chance en la Copa Argentina, es preocupante la sequía en el mercado de pases para el Rojo. No sólo no pudo desprenderse de ningún jugador de valor (ni siquiera lo de Mancuello, el más "vendible" de todos, está cerca de cerrarse) sino que tampoco pudo reforzarse.

En el campo de las negociaciones, y a poco más de una semana para que se reinicie el campeonato, aún no hay definiciones por Jorge Ortiz. El Marciano presiona a Lanús para irse, pero al Grana no le cierran los números y recién el lunes podría haber alguna definición.

Tampoco está cerca lo de Enzo Kalinski, otro que se había pronunciado a favor de pasar a Independiente, así como el visto bueno de Pellegrino. Nuevamente el factor económico se interpone entre la oferta del Rojo y lo que pretende San Lorenzo. En principio se habló de que era posible llegar a un acuerdo, aunque luego circuló la versión de que ya no se seguiría negociando.

Por último, en las últimas horas se conocieron sondeos por Ramón "Wanchope" Abila,por quien  su representante dijo que ya hubo contactos y que la directiva de Huracán está dispuesta a largarlo. El Rojo pretende negociar la mitad de su pase, y podría entrar en la negociación Claudio Riaño.

En cuanto a los que se fueron, Cristian Tula, Gabriel Vallés y Eloy Rodríguez quedaron libres el 30 de junio. Y es probable que en estos días se concrete el préstamo de Néstor Breitenbruch a Quilmes. 

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app