0
Sebastián Penco, hoy en el Once Caldas, analiza su confusa salida de Independiente tras el ascenso. “Sin motivos me informaron que el DT no me iba a tener más en cuenta”. Y da detalles de su relación con el entrenador: “Casi ni nos hablábamos. Es una persona reservada y ni conversaba Con el grupo”, cuenta.

-¿Viste el partido del Rojo ante Alianza de Coronel Moldes? 
-No pude verlo en vivo porque en ese momento estaba volviendo de jugar, pero me puse al tanto de cómo jugó y parece que dejó una mala imagen.

-Estuvieron cerca del papelón...
-Ya te digo, no lo vi pero leí bastante y eso decían. Esos equipos, como Moldes, dejan el alma y se cierran muy bien atrás y es difícil entrarles. Seguro por ese motivo se les habrá hecho cuesta arriba.

-¿Por qué te fuiste de Independiente? 
-Se corría el rumor de que el técnico (Jorge Almirón) no me iba a tener en cuenta y que no quería que formara parte del grupo. Y a la par de esa situación bastante dolorosa para mí, en paralelo se dio la oportunidad de irme a probar suerte al Once Caldas y no lo dudé. Llegamos a un acuerdo rápido y me fui...

-¿Cómo era tu relación con Almirón? 
-No existía relación. La verdad es que es una persona muy reservada, tenía poco diálogo con los jugadores y yo no era la excepción. Casi ni hablábamos...

-¿Cómo viviste el paso por el Nacional B? 
-Fue un momento muy triste. Se sentía el dolor de los hinchas y eso se trasladaba inevitablemente hacia los jugadores. Yo sufrí mucho pero con el grupo siempre tratamos de apartarnos y enfocarnos en el objetivo.

-Claro, el objetivo de poder ascender.
-Sí. Teníamos en claro ese propósito y gracias a Dios se logró. Tuve la suerte de convertir varios goles que encaminaron el retorno a Primera, pero lo que vino después fue mas lindo.

-¿Qué pasó después? 
-Los seis meses siguientes pude disfrutarlos aún más porque ya estábamos en Primera. Convertir un gol en el clásico frente a racing por ejemplo, fue muy positivo. Y creo que eso entre otras cosas, hicieron que me ganara el reconocimiento de la gente.

-¿Cómo se vive el fútbol en Colombia? 
-Es mucho mas tranquilo y no se vive con la misma intensidad que en Argentina. Quizá no es tan competitivo pero igual hay un muy buen nivel y excelentes jugadores. La gente es muy futbolera pero tienen en claro que es un deporte.

-¿Sentís que fue un paso atrás en tu carrera haberte ido a Once Caldas? 
-No, yo lo tomo como algo positivo. Aunque me hubiera gustado quedarme en Avellaneda un tiempo mas, yo priorizo el hecho de tener continuidad. Además seguro que si yo me quedaba en Independiente con Almirón, no iba a jugar.

-Si Almirón te pide que vuelvas... ¿Volvés? 
-Volvería al Rojo, pero sin Almirón como técnico...

-¿Seguís los partidos del Rojo desde Colombia? 
-Bastante... Sólo hay dos horas de diferencia así que eso me permite tener la chance de mirarlos.

-¿Creés que Almirón cumplió su ciclo? 
-Yo no soy quién para decir eso, pero lo que sí creo es que se manejó mal con muchos de mis compañeros y eso no está bien. Muchos se enteraron que no iban a ser tenidos en cuenta primero por los medios que por palabras de él.

-¿Te sorprendió la convocatoria de Fede Mancuello a la Selección? 
-¡No! Es un jugadorazo. Hace bastante que no hablo con él, pero supongo que le habrá llegado mi mensaje de felicitación por la convocatoria. Se lo merece y me pone muy contento. Le llegó en el mejor momento y la Selección Nacional no se lo podía perder.

Gisela Gianlorenzo
Diario Olé

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app