0
El miércoles 23 de diciembre de 1936 el presidente Carlos Bottaro inauguraba la Sede Social de Independiente, orgullo de la ciudad de Avellaneda, declarada Monumento Histórico a mediados de año.


"El Palacio de Avellaneda", como nombraba la prensa al hermoso edificio de la flamante Sede Social de Independiente, se inauguraba el 23 de diciembre de 1936, bajo la presidencia de Carlos Bottaro, cuyo nombre hoy lleva el gimnasio principal, en el contra-frente del edificio.

El edificio había sido un proyecto del entonces fallecido Dr. Juan Mignaburu, quien presidió al Rojo en tres períodos (1911-1912, 1917-1918 y 1920-1921), además de ser dos veces intendente de Avellaneda. Participaron de aquella inauguración el entonces intendente municipal, Alberto Barceló, y el Concejal Fabián Onzari. 

La Sede cuenta con un salón de actos, el gimnasio "Carlos Radrizzani" y dependencias de gimnasia artística, en el segundo piso; y un salón de gimnasia en el tercer piso, además de una hermosa biblioteca, entre otros. Cuatro días después de aquel 23 de diciembre se inauguraría el famoso natatorio cubierto en el primer piso. En 1940 sería Jules Rimet, entonces presidente de la FIFA, quien visitaría la Sede. 

Edificio histórico
Con la presencia de autoridades de Avellaneda, en julio de este año fue descubierta la placa que anuncia a la Sede Social del Rojo como "Edificio histórico declarado de interés Patrimonial Municipal".

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app