0
Independiente cayó 1 a 0 ante Gimnasia en un partido donde nunca le encontró la vuelta y no creó peligro en el arco rival. Se aleja la ilusión de pelear el campeonato.


Floja noche del Rojo en su casa, recibiendo al Lobo y perdiendo sin mayores discusiones con un equipo ordenado que hizo su trabajo de presión en la salida y el mediocampo y no pasó sofocones.

Los de Almirón no pudieron destrabar nunca el libreto de Troglio, perdieron el medio y tuvieron un flojo desempeño en defensa. Desconectadas las líneas, por momentos el dibujo era claro en la cancha: Lucero y Riaño solos arriba y un abismo entre ellos y el resto.

Si fue interesante por momentos lo de Montenegro o Méndez, no pasó de un acto de voluntarismo inocuo, porque Monetti solo vio algún riesgo de media distancia.

Antes de los 15 minutos del segundo tiempo Licht puso al Lobo en ventaja, y ya no se modificaría el marcador.  El Lobo pudo aumentar, Rodríguez salvó un par de ocasiones, y todo terminó diluyéndose.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app