1
El zaguero volvió a tener un error determinante para que Independiente pierda el partido, y será un desafío para el técnico sostenerlo en el once titular con la capitanía.

Como aquella tarde fatídica en Jujuy, cuando por el Nacional B ante Gimnasia Tula decidió subirse las medias antes de que el Lobo saque un lateral que terminaría en centro y gol del local frente a su mirada pasiva de quien debía marcar, otra vez un grosero error de Tula deja al Rojo sin los tres puntos.

Si bien en esta ocasión no es tan determinante como aquella, el error del zaguero se produce cuando Independiente amagaba una remontada, y el Monumental callaba tras el gol de Mancuello que llevaba esperanzas hacia los Rojos. Pero a los 20 minutos, sin mirar hacia atrás y contradiciendo la lógica aprendida desde infantiles de no salir hacia el medio, Tula dejó mancita la pelota en un supuesto pase al arquero que interceptó con comodidad Teo Gutiérrez para el 3-1 de River y terminar de definir el partido.

Ya desde el comienzo del torneo se hizo difícil sostener la capitanía del experimentado central, y pese a decir en la semana que este era "un partido especial" para él por haber jugado en el Millonario, la realidad dista mucho de los dichos y quedó demostrado que mejor no infiltrarse y parar un tiempo. Pero eso también es tarea del entrenador.

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 22 de septiembre de 2014, 15:25

Mmm retiro voluntario...

Invitame un café en cafecito.app