0
Cuando el partido se moría y Olimpo lo ganaba 1 a 0, lo empató Penco a los 88 minutos y Mancuello, tres más tarde, le dio la victoria agónica a Independiente. Y se viene racing...

Luego de un primer tiempo con poco fútbol pero algunas llegadas, Olimpo e Independiente se iban al descanso sin abrir el marcador. En el caso del Rojo, gracias a un par de muy buenas intervenciones de Diego Rodríguez. Además, fuera de la presión de tener que ocuparse de las marcas, mejoraba la performance de Rodrigo Gómez y Daniel Montenegro volvía a ser la manija del equipo, probando desde lejos en un par de ocasiones.

En la segunda mitad llegarían las emociones en el Sur, cuando Jonathan Blanco, de penal, abría el marcador para el local apenas comenzada la etapa. Baldazo de agua fría para los de Almirón, que hoy cambió todo el esquema en pos de conseguir la victoria, pero que así y todo sigue confundiendo en el armado del equipo.

Luego, el autor del gol sería expulsado por doble amonestación y eso envalentonó a los Rojos para buscar el partido. Además, los ingresos de Lucero por un muy flojo Jesús Méndez, y más tarde los de Pisano y Vidal hicieron que cambiara la cara del equipo.

Hasta que a dos minutos del final apareció el hombre de los goles bajo el arco, Sebastián Penco, para anotarse nuevamente en el marcador tras centro de Pisano. Pero no se quedó ahí la cosa y un muy buen pase del Rolfi para Mancuello derivó en un golazo del volante Rojo, que le pegó "tres dedos" cruzándola de palo. Fue 2 a 1 para Independiente y ahora a pensar en racing, el domingo.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app