4
Julio Humberto Grondona falleció este mediodía por un problema cardíaco. Tenía 82 años. Fue presidente de la Asociación del Fútbol Argentino durante 35 años. Además, dirigió a Independiente, fundo Arsenal y fue Vicepresidente de la FIFA.

Figura central del fútbol argentino de las últimas tres décadas y media, Julio Humberto Grondona llegó esta mañana al sanatorio Mitre "por precaución", pero su salud se fue debilitando con el paso de las horas y se conoció su fallecimiento por causas cardíacas cuando estaba siendo trasladado a quirófano para una operación, a las 12.50.

Grondona nació en Avellaneda,el 18 de septiembre de 1931. Comenzó su carrera dirigencial al fundar el 11 de enero de 1956, junto a otros dirigentes, Arsenal de Sarandí, club que dirigió entre 1957 y 1976, año en que fue elegido Presidente de Independiente.

En el Rojo había comenzado su carrera dirigencial en 1962, cuando fue convocado para presidir la subcomisión de fútbol profesional, logrando entonces los títulos de campeón de primera división de 1963, las Copas Libertadores de América de 1964 y 1965 y el campeonato Nacional de 1967. 

En 1970, tras la derrota de la Lista Roja en las elecciones del Club, se aleja de la institución, para retornar a la misma en 1976, tras imponerse en las elecciones derrotando al oficialista José Epelboim. En su presidencia Independiente logró el famoso campeonato Nacional 1977, en Córdoba, frente a Talleres, y el Nacional de 1978. 

El 6 de abril de 1979 fue designado Presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), cargo que ocupó hasta su fallecimiento, durante 35 años. Además, fue Tesorero y Vicepresidente Senior de la FIFA, puesto que también ocupaba en la actualidad.

Al frente de la AFA obtuvo el Mundial de México 1986, además de los subcampeonatos en Italia 90 y Brasil 2014. También logró dos medallas de Oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Beijing 2008 y las Copas América de 1991 y 1993. 

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 30 de julio de 2014, 15:53

Cuando pensaba que nada podía salir mejor, #MurioGrondona, gracias Satanás, llevátelo a las profundidades del abismo infernal.

Anónimo dijo... 30 de julio de 2014, 19:56

Amanda dice: "Ha muerto, ya es venerable" (Antonio Machado). Se equivoca el vocero de la AFA al tildarlo de figura emblemática del fútbol argentino. Emblemas son Erico, Perfumo, Bochini, Maradona, Valdano, las madres que lavan camisetas, los pibes del potrero, el maestro que le enseñó a patear la pelota, el tío, el padre, el hermano que le hizo querer a su equipo y complete Ud. con aquel jugador del equipo que ame que le hizo latir fuerte el corazón y que quiso a su equipo como lo quiere Ud. Siete días de duelo en la AFA es una afrenta a la pelota, y todo el mundo, en especial los argentinos, sabemos que la pelota no se mancha. Grondona, con su amigo Jorge Rafael Videla, no se pudrirá porque los gusanos se dedicarán a comer su corrupción. Pésimo maestro, ni siquiera su discípulo Cantero pudo emularlo. Manchó la historia de Independiente, aimentó con su mano de migajas las barras bravas, modificó reglamentos a su antojo, entre ellos la célebre reforma del 84 a cuatro fechas de concluir al campeonato y poner de nuevo los promedios para que Boca no descendiera. Cómplice de Menem que regaló 17 millones de dólares, cuando no había ni incubadoras ni algodón en los hospitales para arreglar las cuentas del fundido Racing. El fin de semana sí habrá fútbol; con lluvia, con frío, con viento no quedará plaza, potrero, baldío, parque sin que se llene de jugadores de fútbol pateando gozosos. Porque la alegría se respirará en el aire que ya es más liviano. Triste vida la que se vive aferrado a un sillón. Triste vida de las instituciones cuando son juguete de los vándalos. El problema que tiene la muerte es que uno se pierde de todo lo que viene. Gracias, vida, aquí estamos coleando sus víctimas. Si al Sr. Grondona le importó un carajo el descenso de Independiente, a mi me importa tres carajos que se haya muerto. Y con la misma esperanza que Napoleón, Videla, Hitler, Mussolini no tuvieron hijos, que su hijo actúe como el idiota de la familia. Y que no baje a los infiernos, el infierno es Rojo y de Independiente somos nosotros. Y nada de monumento en el predio de Ezeiza de la AFA, todo el mundo sabe que las estatuas son el blanco favorito de las palomas por arriba y de los perros por abajo. Por la placa en el pallier de la AFA, no se preocupen, nadie las lee. Y por el retrato al oleo con papada disminuida,no se molesten. Ya llegará el día que alguien ordene bajar el cuadro.

La Caldera del Diablo dijo... 30 de julio de 2014, 21:34

Excelente, Amanda. Gracias

Anónimo dijo... 30 de julio de 2014, 21:56

Amanda dice:
Caldera, gracias a Uds. Esta comunicación virtual es la maravilla de sentir que mi afecto por el Rojo se replica desde la página.

Invitame un café en cafecito.app