2
Independiente cayó en Mendoza ante su homónimo,  que jugó con un hombre menos durante 85 minutos. Feo traspié del Rojo, que se hunde en su propio pozo. Llegó a cuatro partidos sin ganar.

Sin ideas, con una tibieza inaudita desde la llegada de De Felippe (hace ya una rueda completa) lo de Independiente es cada vez más preocupante porque pasan los partidos y 2014 muestra una imagen muy deslucida.

Esta tarde-noche, en Mendoza el Rojo se las vio bien ccuando a los 6 minutos el rival se quedaba con uno menos. Pero a los 12 una  distracción defensiva permitía al equipo mendocino abrir el marcador, que aumentaría llegando a la media hora de juego.

Muy poco de un Independiente hundido, que lleva cuatro partidos sin ganar y aue solo en un envion final llegó a descontar por intermedio de Mancuello. La imagen fue pobre, las dudas crecen, y ahora las preocupaciones son muchas.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Mandi dijo... 4 de marzo de 2014, 19:00

De acuerdo. Pero tan mal no les debió ir. Un penal no otorgado, un gol anulado y un gol hecho. El primero de los mendocinos todos esperaban la orden del árbitro. Debió ser anulado. Y atiendan que Independiente juega, hace pases, combina, la B es un regimiento de brutos que avanzan sin importar si hay faltas, expulsiones o sanciones.

La Caldera del Diablo dijo... 5 de marzo de 2014, 15:45

Entonces seremos los mejores 4tos del campeonato...

Invitame un café en cafecito.app