1
Cree que el suyo será el equipo a vencer en el Nacional B y que después del regreso, será protagonista en Primera.


Independiente en la B. Miguel Angel Brindisi comienza a vivir un desafío un tanto raro. Quizá el más extraño de su carrera como director técnico. Tendrá que comandar el barco rojo en el turbulento océano del ascenso. Se hizo cargo cuando el agua ya casi llegaba al techo y no pudo esquivar ese iceberg llamado descenso.

“Existía un 95 por ciento de probabilidades de descender cuando asumimos y en un momento renació una esperanza, pero después volvimos a la realidad. La vida tiene estas cosas. Yo desde la matemática sabía que tenía un 5 por ciento de salvación... No soy Copperfield”, dice y mira hacia adelante Brindisi.

Con esa envidiable calma que lo caracteriza se prepara para afrontar este camino que, lo sabe, será extenso y sinuoso. Esas nubes grises que se posan sobre el predio de Villa Domínico mientras Miguel charla con Clarín horas antes de partir hacia Salta parecen presagiar el clima tormentoso que la B Nacional le tiene preparado al equipo de Avellaneda. No será fácil el retorno a Primera. Brindisi asume la situación y se mete de lleno en esta aventura que le tiene asignado un papel principal.

- Cuando llegaste agarraste a un equipo heredado y eras casi un actor de reparto. Ahora vas a tener mayor responsabilidad, ¿cómo será el equipo de Miguel?
- Sí, sí, por supuesto. Ahora asumo yo todas las responsabilidades. No puedo decir por ahora cómo será el equipo porque estamos en el proceso del rearmado. El pedido de los refuerzos con sus alternativas ya está hecho. Dentro de esa petición están los jugadores que también tienen recorrido en el Ascenso. Vamos a tener un 60 por ciento de los que estaban en Primera y el resto de la categoría. Va a ser un equipo muy competitivo.

- A esta altura esperabas un panorama más completo en cuanto al armado del plantel...
- Sí, lo dije antes del receso, espera tener en Salta como mínimo el 75 por ciento de las incorporaciones. Pero entiendo la dificultad del mercado. No son muchos los equipos que se han reforzado. Lo ideal para un entrenador es tener a los refuerzos para comenzar la pretemporada. Los nombres que tenemos encaminados sabemos que están trabajando en sus equipos y en lo físico estarán bien. Si no están con nosotros en la pretemporada lo que se perderán es la convivencia grupal que es realmente importante.

- ¿En el Ascenso hoy sólo vale ganar como sea?
- Hay que ganar, pero no de cualquier manera. Vamos a intentar ser protagonistas. Queremos ganar y si lo podemos lograr con un buen juego, mejor. Hoy me preguntás cómo querés que juegue mi equipo y te digo que Newell’s es el equipo de mis sueños.

- La diferencia es que en Newell’s hubo sentido de pertenencia, Independiente no tiene jugadores que vuelvan como en su momento también lo hicieron Maxi Rodríguez, Heinze y Scocco o Cavenaghi y el Chori Domínguez en River...
- Esos son gestos de personas que tienen memoria. Gabriel Milito lo hizo en su momento, al igual que el Rolfi. Y no me cabe ninguna duda que el Kun Agüero o Germán Denis tienen ese mismo sentimiento y querrían estar acá. Pero sabemos que hay obligaciones que separan el querer del poder. Pensar hoy en la vuelta de ellos es un imposible.

- ¿Estudiaste el fixture? ¿Cómo ves el camino de regreso a la máxima categoría?
- Sin desmerecer a los demás, Independiente será el equipo a vencer de la categoría, todos van a querer ganarnos. Como lo fue River en su momento. Y lo de River es altamente meritorio porque pasó por todas, ascendió y se tiró a luchar el campeonato. A nosotros nos va a pasar lo mismo. Y no estamos solos, al equipo lo va a acompañar una multitud adonde vaya.

- ¿Viste en vivo la escandalosa Asamblea?
-Me avisaron y no podía creer cuando me senté a ver las imágenes...

- ¿Qué se te cruzó por la cabeza al ver semejante barbarie?
- Un profundísimo dolor. Yo veía que no le estaban tirando las sillas a una Comisión Directiva; la que estaba sufriendo ahí era la institución. Yo con un poquito formé parte de esta historia y yo soy agradecido a todos los lugares en donde he trabajado. Por eso sentí mucha tristeza. Tenemos que estar todos juntos en esto, si no va a ser muy difícil. Yo en la política del club no me meto, porque no la conozco y porque no gusta opinar de esas cosas. Solamente me sale decir que acá se le cayó una lágrima a la institución.

- Es un momento complicado desde lo institucional y a vos te trajo Javier Cantero. Si por alguna razón Cantero no sigue...
- (Interrumpe) A mí me trajo Independiente institución. Es ocasional el nombre del presidente, por el cual tengo un respeto muy grande porque sé el esfuerzo que hace. Pero uno no hace un contrato con una persona; el contrato es con la institución. Y yo quiero cumplirlo y cumplir con el objetivo de volver cuanto antes a la A, que es el lugar que Independiente se merece.

Nahuel Lanzillotta y Fernando Gourovich
Diario Clarín, lunes 8 de julio de 2013

Publicar un comentario

antonio dijo... 8 de julio de 2013 a las 11:59

Te recuerdo que el plazo para las votaciones finaliza dentro de 7 horas.
Vota ya