1
El lateral acordó ayer su salida de Independiente y pasó a Lanús, su ex club. Mostró molestias con el cuerpo técnico.

Maxi Velázquez pedía salida desde el momento en que llegó a Independiente, y ayer finalmente se le dio. El defensor, sabiendo que había perdido el puesto con el juvenil Lucas Kruspzky, expresó su malestar y pronto puso proa a la retirada del Rojo, que finalmente concretó ayer con la rescición de su contrato.

“Estoy contento porque no me gustaba la situación en la que estaba. Me sacaron sin motivo del equipo después de haber hecho toda la pretemporada para los titulares. Necesitaba cambiar”, dijo luego de arreglar con Lanús, a la Rock & Pop.

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 8 de febrero de 2012, 19:35

OJALA MAXI KIOSKO VELAZQUEZ LE HAGAS COMPETENCIA AL MAYORISTA POTIGIAN, POR QUE SOS HORRIBLE NENE!!!

Invitame un café en cafecito.app