0
La abogada de Pablo Alvarez, líder de la barra del “Rojo”, visitó el diario Crónica para hacer uso del derecho a réplica de su cliente.

El mundo Independiente vive convulsionado, especialmente en lo político e institucional. Se acercan las elecciones y el clima en Avellaneda es un infierno. En nuestro edición del domingo informamos acerca de la agresión y robo que sufrieron integrantes de la agrupación opositora Independiente Místico, mientras repartían panfletos haciendo propaganda de las propuestas.

La principal damnificada, Lucila Rossi, le manifestó el domingo a “Crónica” que la chica que la agredió le dijo que la había mandado Pablo “Bebote” Alvarez. Y desafió al líder de la barra del “Rojo” y a Julio Comparada, diciendo que no les tenía miedo. Ante los mencionados acontecimientos, la abogada del capo de la hinchada de Independiente, Débora Hambo, se hizo presente ayer en “Crónica” para defender a su cliente y ejercer el derecho de réplica.

“Pablo dice que no vio que a esta chica le hayan pegado. El no estuvo en ese momento. Recién la conoció hoy (por ayer) a través de la foto que publicaron ustedes. No sé por qué se lo involucra en esto. El cree que es una maniobra de Independiente Místico. La verdad es que no entiende por qué se tiran en contra de la barra. Esa agrupación hizo publicidad junto a Pablo y la hinchada, antes de ir al Mundial de Sudáfrica, con los globos y bastones. No entiende por qué tanta cizaña. En Independiente no se roba más, no hay peleas ni disturbios dentro o fuera de la cancha. Es todo mentira”, manifestó Hambo, quien aseguró además que “mi cliente no le manda a pegar a las mujeres ni a nadie”.

“Está bien, es el líder de la barra desde hace muchos años, pero también es una persona liberal. Esto pasa porque estamos en época electoral. Fíjense que con otra persona no pasaría lo mismo, y con él (por “Bebote”) terminanos en Tribunales, con una causa penal”, agregó.

Con respecto a la foto que publicamos en nuestra edición de ayer, en la que Lucila Rossi es rodeada por varios hinchas que serían integrantes de la barra, Débora comentó que “Pablo no los conoce. Miren bien la imagen y se nota que la chica está como increpando a esos hinchas. Si ella quiere hacer política, ¿te parece que vaya al medio de la barra brava a repartir volantes? Y se nota que la despiden cargándola con risas, nada más”.

Hambo también se encargó de aclarar que “aquí está claro que hay algo político. ¿Ustedes están seguros de que lo que dijo Klebaitis es real? La verdad es que mi cliente no conoce a nadie de Místico. En ningún momento Barrueco le dijo a este Klebaitis que Comparada estaba arreglado con la barra. Es todo mentira. El tiene entendido que esta chica Lucila se peleó con otra mujer, que fue agredida verbalmente por la otra joven de Místico. El no estuvo ahí ese día, por eso no sabe quién agredió a quién y cómo empezó todo. Hay que tener en cuenta que la otra chica también hizo la denuncia. Pido que averigüen todo bien lo que sucedió”.

Cuando fue consultada sobre si tenía algún tipo de vinculación con el presidente Julio Comparada, su abogada lo negó. “No tiene nada que ver con Comparada, ni en su momento con Ducatenzeiler, ni Héctor Grondona, ni nadie, sólo es socio desde 1989 y los conoce a todos, y tiene el derecho a hablar o a relacionarse con cualquiera, ya sea con Místico, Comparada o Nakis. Mi cliente me ha manifestado en varias charlas que he tenido que van a apoyar en las próximas elecciones a un candidato con potencial político y económico”, finalizó.

Guillermo Pisapia
Diario Crónicoa

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app