0
Aunque se dijo que su ausencia al entrenamiento de ayer era por una indisposición, algunos trascendidos lo vinculan a otras cosas. Lo cierto es que Silvera, bajo en su rendimiento, todavía no arregló su continuidad en el Rojo.

Cuando parecía que al fin Antonio Mohamed iba a repetir una formación, Andrés Silvera pegó el faltazo al entrenamiento de ayer y si bien se dijo que su ausencia se debía a vómitos y descompostura, los rumores que llegaron por la tarde hablaban de otros motivos y de un supuesto enojo del técnico con el delantero, que encima no viene atravesando un buen momento futbolístico, a pesar del idilio que los hinchas tienen por él.

Como si todo esto fuera poco, aún no firmó su contrato de renovación con el Club, que pretende que se retire vistiendo la camiseta Roja como el ídolo que es.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app