1
¿Está Independiente todavía peleando el Clausura, como dice Mohamed? ¿Debe preocuparse aún por el tema del promedio y la promoción? ¿Podrá el equipo encontrar un camino saliendo de la ciclotimia en la que lo envolvió el semestre?

Afuera de la Copa Libertadores antes de lo previsto, cuando parecía que podía reengancharse en el tren del Clausura, Independiente perdió ante racing jugando un fútbol de muy bajo nivel, con poca actitud de clásico, y con la sensación de que debe ponerse los pantalones largos y asumir su responsabilidad histórica en el torneo local.

Muchas dudas se ciernen sobre el horizonte Rojo, que manifestó una continua ciclotimia en la cual llevó más de un año ganar dos encuentros seguidos, lograr un triunfo de visitante, mostró un fútbol de alto nivel en 45 minutos contra Peñarol por el debut copero, y se cayó a pedazos en partidos como ante Godoy Cruz, en Avellaneda, o frente a rivales en principio accesibles en el plano local como Quilmes o Banfield.

Para colmo, luego de una ilusoria levantada ante el Tomba, al que goleó con autoridad en el Libertadores de América, la pálida imagen de un plantel que no tuvo actitud para jugar el clásico vuelve a sembrar incógnitas sobre cuál es el verdadero espíritu del equipo.

Estará en el Turco Mohamed, ahora ya sin más excusas que jugar el Clausura, demostrar si su equipo puede pelear entre los cinco primeros, escapándole definitivamente al tema promoción, o seguirá naufragando en una monotonía bastante insulsa.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Darilo dijo... 21 de abril de 2011, 19:06

Es muy simple, cuando se tiene un plantel mediocre como el que tiene Independiente, pasan estas cosas.
Estos jugadores pueden darte un partido en el que se arrastran por la cancha (como en el mismísimo clásico) o te pueden hacer alguna rachita que haga ilusionar al hincha pero que terminará en la nada, como pasó en la Libertadores.
No hay que mentirse más ni ilusionarse tampoco, venimos viendo estas situaciones desde que asumió Garnero el año pasado.
Ojalá en diciembre los socios pongan las cosas en su lugar y se vote otra opción en lugar de quien es el verdadero responsable de este mamarracho y que siempre sale parado de todas las situaciones: Julio Comparada.