2
La FIFA lo eligió como el mejor jugador del Mundial de Sudáfrica por sobre otras estrellas como Iniesta o Sneidjer. Diego debutó en el Rojo en 1997.

Cachavacha nació el 19 de mayo de 1979. Si bien jugó al tenis hasta los 14 años, la pasión por el fútbol venía de su padre, Pablo, que disputó los mundiales de Inglaterra 1966 y Alemania 1974, mientras que su abuelo materno, Juan Carlos Corazzo, fue entrenador de la Celeste en Chile 1962. Diego pasó por las inferiores de Peñarol y Danubio y a los 17 años llegó a Independiente, donde vivió un tiempo en la pensión y el 25 de octubre de 1997 debutó en Primera de la mano de César Luis Menotti.

En Independiente anotó 40 goles en 91 partidos. Esa gran estadística hizo que el Manchester se fije en él a principios de 2002. Con el equipo inglés consiguió tres títulos y en 2004 pasó al Villareal de España, donde recuperó protagonismo: fue goleador de la Liga y Balón de Oro en la Copa UEFA. Tras dos grandes temporadas pasó al Atlético Madrid, para hacer dupla con otro ex crack del Rojo, el Kun Agüero.

En la Selección de Uruguay juega desde marzo de 2002 y en este Mundial de Sudáfrica fue elegido como el mejor jugador del certamen. Sus cinco goles en siete partidos llevaron a la Celeste a un cuarto puesto histórico. Además, mostró un gran juego en equipo y, según los entendidos, fue el jugador que mejor se llevó con la tan polémica pelota.

Forlán, que superó en las votaciones al holandés Sneidjer y al español Iniesta, se sumó así a la galería de otras estrellas que también disfrutaron de este galardón, como Maradona, Zidane, Romario y Ronaldo.

En un Mundial con tan pocas satisfacciones para los argentinos, el hincha de Independiente encontró un gran motivo para sentirse feliz y orgulloso.

Fuente: Caindependiente.com

Publicar un comentario

Sergio dijo... 12 de julio de 2010 a las 16:50

En Argentina, aunque sea a los del Rojo nos quedó el consuelo de gritar un... ¡grande Diego!