0
Un dato para tener en cuenta, según lo hizo saber la FIFA: durante el Mundial las tarjetas amarillas sólo se cancelarán después de los cuartos de final.

"La acumulación de dos tarjetas amarillas incurridas por un jugador en partidos diferentes tendrá como consecuencia la imposibilidad de jugar en el próximo encuentro de su equipo", dice la 21º circular enviada por la FIFA a todas la federaciones.

Además, aclara que "si un jugador es expulsado como consecuencia de una tarjeta roja directa o indirecta, automáticamente se perderá el próximo partido de los suyos" y que "una tarjeta roja directa puede acarrer otras sanciones adicionales (por ejemplo, suspensión más prolongada, multa, etc.)".

Las amonestaciones podrán "limpiarse" una vez que el equipo supere la etapa de octavos de final. Javier Mascherano, Gabriel Heinze y Mario Bolatti acumulan una amarilla cada uno, y si fueran amonestados frente a México no podrían jugar el siguiente encuentro, en el caso de que la Argentina clasifique.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app