0

Agüero, Forlán, Gabriel Milito, Calello y Abraham, todos surgidos de la cantera de Independiente, se consagraron campeones en el Viejo Continente. A ellos se sumaron otros que pasaron por el Rojo.

Agüero

España: Gabriel Milito, luego de una larga lesión, gritó campeón con el Barcelona. En el plano internacional, Sergio Agüero, Diego Forlán y Leonardo Franco dieron la vuelta con el Atlético de Madrid, alzándose con la Europa League. Todos surgieron de las Inferiores de Independiente.

Cambiasso

Italia: El Inter de Milán se consagró por quinta vez consecutiva campeón del Calcio, y se alzó con la Champions League. Esteban Cambiasso, ex Rojo, formó parte del plantel, junto a Javier Zanetti, quien no vistió la Roja pero es hincha confeso de Independiente.

Biglia

Bélgica: el título fue para el Anderlecht, que tuvo en su plantel a dos que supieron vestir la casaca del Diablo: el volante Lucas Biglia y el delantero Nicolás Frutos, quien se retiró del fútbol al no poder recuperarse de una lesión en el tendón de aquiles de su pie izquierdo.

Quinteros

Chipre: Daniel Quinteros, ex Independiente, dio la vuelta olímpica con el Apollon Limassol FC.

Calello

Croacia: El Dínamo Zagreb de Adrián Calello consiguió su décimo segundo título de la historia, el quinto consecutivo, el segundo que logra el ex juvenil de Independiente.

Culio

Rumania: Y... hay que nombrar a todos. Emanuel Culio, de pobrísimo paso por Avellaneda (estuvo en las dos veredas con igual suerte) conquistó el título de la liga rumana con el CFR Cluj.

Abraham

Suiza: El zaguero central surgido de la cantera de Independiente, David Abraham, fue campeón de la Superliga y de la Copa local con el Basilea.

Rodríguez

Guillermo Rodríguez y Orteman se dieron el gusto en Uruguay
El defensor Guillermo Rodríguez y el volante Sergio Orteman dieron la vuelta olímpica con Peñarol de Montevideo, que no se alzaba con el título de su país desde hacía ocho años. El Manya arrasó en el Clausura, logrando 14 victorias y un empate, y derrotó en las finales del Uruguayo a su máximo rival, Nacional.

Nuestros amigos de "Blog Carbonero" calificaron la actuación de Rodríguez de esta manera: "Un paladín de la última línea, con un muy buen rendimiento sostenido en el tiempo lo que habla a las claras de que no se trató de una casualidad (...) Supo controlar su temperamento y canalizarlo en fortaleza defensiva al punto de pasar de ser un desquiciado (capaz de tomar del cuello a un línea como en su paso por Independiente) a un marcador sin excesos… fuerte pero leal."

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app