0
La Argentina, con un planteo mezquino pero efectivo, derrotó 1-0 a Uruguay en el Centenario. La Selección se resignó a atacar durante todo el partido y llegó al gol a los 39' de segundo tiempo, en su único tiro al arco. Hay ocho meses para trabajar.

Más allá de la fantochada final de Maradona y sus aliados, jugadores incluídos, muchos de ellos responsables de la peor Selección argentina de los últimos 25 años, estamos en el Mundial. No fue fácil la clasificación, en la Eliminatoria más sufrida desde México a esta parte, con un equipo que en ningún partido de estos dos años y pico mostró nada convincente.

El planteo realizado en Montevideo fue conservador, chato y demasiado pobre para la historia nacional, pero fue efectivo en cuanto Chile también hizo lo suyo y derrotó a Ecuador, lo cual les daba aire tanto a argentinos como uruguayos.

Mientras Tabárez incluía a varios delanteros para llevarse por delante a una débil defensa albiceleste, Maradona se empeñaba en seguir sumando gente en la defensa. Lo mejor que hizo el Diego fue sacar a Messi, aunque su cambio llegó tarde.

Mario Bolatti, a los 39 minutos del segundo tiempo, encontró un rebote del mejor jugador de la cancha, Juan Sebastián Verón, y pateó el único tiro franco de la Argentina hacia el arco de Muslera. El volante de Huracán acomodó su diestra y puso la pelota junto al palo para decretar el 1-0 final. El Mundial es el premio a tanto sufrimiento, Uruguay deberá ir al repechaje y Maradona tendrá la obligación de trabajar los ocho meses que restan hasta Sudáfrica para hacer de este compilado de jugadores un equipo. No es fácil.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app