2
Como después de cada clásico, analizamos individualmente a los jugadores del Rojo.

Adrián Gabbarini: muy sólido de arriba, seguro en la mayoría, no dio rebotes ni tuvo traspiés. En sus primeros partidos como titular demuestra categoría y solvencia. Le falta mejorar en el saque.

Luciano Vella: uno de los puntos más flojos del equipo. Le falta soltarse más y mostró debilidades en la marca.

Carlos Matheu: Gran trabajo del capitán, sobre todo en el segundo tiempo, cuando tuvo el gol de cabeza, ayudó en la marca en el medio, cubrió los laterales y salió jugando. Todo bien.

Leonel Galeano: otro juvenil que se desempeña como un veterano. Complemento ideal para cubrir a Matheu y las subidas de Mareque.

Lucas Mareque: jugó quizás su mejor partido desde que está en el Club. Prolijo en la marca y acertado en el avance por su lateral, terminó entrando al área con pelota dominada y le hicieron el penal que terminó en el segungo gol del Rojo.

Walter Busse: Tuvo un muy buen comienzo de partido, ágil, rápido y desequilibrante por la banda derecha, desde donde puso el centro para que Gandín abra el marcador. En el segundo tiempo le faltó pierna, pero se fue aplaudido en el cambio.

Walter Acevedo: mejora partido a partido, es el gran cuidador del centro de la cancha. Quita y distribuye como un "5" clásico. Al revés que el equipo, creció en el segundo tiempo.

Federico Mancuello: Flojo partido del juvenil, que venía de ser figura ante Vélez. Impreciso con la pelota, manejó mal varios contragolpes en el primer tiempo, y se fue reemplazado rápidamente en el segundo.

Ignacio Piatti: tuvo un arranque como para ser figura y se fue diluyendo. Demostró calidad en varios pasajes, pero evidencia una gran falta de estado físico, aunque Gallego lo aguantó los 90 minutos.

Andrés Silvera: El Cuqui es la presencia del Rojo en el área. Funciona como un faro, y aunque no haga mucho, sus compañeros saben que está ahí y que pueden tirársela. Ganó un par de arriba, y sus cabezazos pasaron cerca. En el segundo, también ayudó abajo.

Darío Gandín: Anda derecho para el arco, es indiscutible, y se tiene confianza. Arrancó con un gol desde el vestuario, pidió el penal y convirtió el segundo tanto. Las peleó y puso garra para aguantar la pelota cuando el partido se enredaba. Fue la figura del Rojo.

Aveldaño y Gandín

Lucas Pusineri: ¿Habrá entrado de cábala? Suplantó a Mancuello cuando faltaba marca en el medio, sin embargo, San Lucas, falto de fútbol, no gravitó.

Martín Gómez: la hinchada lo pedía y Gallego le dio el gusto. El partido y la cancha estaba para que el Pelado hiciera de las suyas. Aunque se lo vio impreciso y demasiado apurado, complicó a los defensores de racing.

Leonel Núñez: Apenas 5' en cancha, en una posición inexplicable, para hacer quién sabe qué. Se ganaron unos minutos con su cambio.

Publicar un comentario

ArgentinaBrasilJuntos dijo... 28 de septiembre de 2009, 00:51

El rendimiento de Busse, Acevedo más la cuota goleadora de Gandín fue de lo más sobresaliente.
Me llama la atención como, si bien los defensores individualmente tienen buenas actuaciones, sigue siendo algo frágil la defensa. Racing cuenta con escasísima potencia ofensiva y sin embargo (a puro pelotazo) causó inquietud en el área roja. Debe ser un aspecto a mejorar. Tan sólo vale recordar lo de Velez, llegó poco pero concretó dos goles.
Un abrazo!
Sebastián

La Caldera del Diablo dijo... 28 de septiembre de 2009, 01:30

Sebastián: coincido con vos. Creo que la debilidad defensiva está dada por los laterales. Si bien Mareque ha mejorado mucho en ataque, aun es débil su marca atrás, y Vella aún más floja. Si encima Mancuello tiene un partido más bien flojo y Busse tampoco se destaca en la marca, sólo quedaban Acevedo, Matheu y Galeano, que hicieron un muy buen partido porque sacaron todo.
Igual, la alegría del clásico es tan linda...
Abrazo

Emiliano

Invitame un café en cafecito.app