2

Los 56 días sin fútbol y la ilusión de comenzar un nuevo campeonato hicieron que la hinchada de Independiente deje chico el estadio de Lanús.

La popular local desbordó de gente, tanto que cuando aún quedaban unos minutos para el inicio del partido y seguía ingresando público, la policía debió abrir la reja que separaba del codo (¿era necesario tener un "pulmón" ahí cuando la platea era toda de Independiente?) y se terminó de llenar toda la tribuna.

Las dos plateas también desbordaron, y el aliento fue constante, aún cuando el Rojo no mostraba nada dentro del campo de juego.

La salida

Daría la vida por viajar a Japón



Dale Rojo



El recuerdo de Gustavo Baretto

Lamentablemente hubo un querido hincha de Independiente que no vio comenzar este nuevo campeonato. Se trata de Gustavo Baretto, quien nos dejó con sólo 33 años. Los jugadores salieron con una bandera que lo recordaba.

Publicar un comentario

Esteban dL dijo... 23 de agosto de 2009, 18:14

que cagada que hayan perdido contra los gedientos de nievels :S
bueh, aca les ganamos a rasin'... si es poco consuelo por las dudas

Invitame un café en cafecito.app