2
El debut del Rojo mostró algunas incongruencias entre el discurso y la práctica del Tolo Gallego. Esperemos que con el correr de los partidos las cosas se acomoden.
El Tolo y Menotti, ¿le pedirá consejos?

El Rojo no jugó bien en su primer partido. Como señalamos en el comentario, no es que haya merecido perder, pero no pudo mostrar nada nuevo frente a un rival débil, jugando como local, desilusionando las expectativas del público de Independiente por volver a ver fútbol, a un plantel renovado y las ganas de lograr algo más de lo que se vio en el último certamen.

Américo Gallego señaló al término del encuentro que su equipo había jugado mejor, que había demostrado muchos valores distintos a los que ofreció en el último año, y que la victoria era el resultado justo para el partido.

Si bien hizo debutar a un juvenil que actuó de manera más que correcta en un difícil contexto, se apuró a echarle en cara un error en la marca que causó el gol de Newell's. Pero no dijo nada, ni hizo autocrítica por haber incluido a Andrés Silvera cuando en cancha se notó que no está en condiciones físicas de jugar, no señaló por qué decidió incorporar a Machín en lugar del único jugador que mostraba fútbol en el Rojo, Patricio Rodríguez, y mucho menos cómo es que un futbolista que el jueves a la noche firmó su contrato el viernes se calza la camiseta y entra 20 minutos.

El propio Piatti se mostró sorprendido por la actitud del Tolo: "No es lo común. Por lo general, primero se entrena, luego se juega... A mí también me sorprendió. Pero el técnico me preguntó si estaba para ir al banco y le dije que sí, que estaba para jugar unos minutos". "Cuando me llamó el profe (Olivera) para que fuera a concentrar no lo podía creer, por cómo se había solucionado todo de un día para el otro. Fue difícil quedar libre. Y ahora estoy más tranquilo", añadió.

El Tolo, sin dudas, equivocó el rumbo en las declaraciones cuando llegó a técnico hace unos meses, y volvió a mostrar algunas falencias de lenguaje y actitudes en este nuevo comienzo. No es para caerle encima, pero sí para reflexionar.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 27 de agosto de 2009 a las 01:20

Vigilantear es de mala persona ademas de muy poco inteligente, ningun jugador da nada por un tecnico que mando en cana a sus colegas porque sabe que mañana le va a hacer lo mismo a el. Gallego sabia el plantel que tomaba y la situacion del club que lo contrataba, asi que a llorar a la iglesia, un hombre de bien no le echa la culpa a los jugadores, siempre critique a Bochini por haber hecho lo mismo cuando fracaso como tecnico.

La Caldera del Diablo dijo... 27 de agosto de 2009 a las 01:35

Es cierto, y sobre todo lo peor fue contra el chico Galeano, que además no jugó mal.
Abrazos

Emiliano