0
Lo dijo el médico que lo operó, Ramón Cugat, quien también aseguró que el ex defensor del Rojo no volverá a ser operado, y que no hay posibilidades de que juegue algún partido en esta temporada. El doctor dijo que Gaby "está hundido".


La odisea de Gabriel Milito parece interminable, y cuando se pensaba que quizás podía intervenir en los últimos partidos de este Barcelona arrollador (hoy goleó por 6 a 2 al Real Madrid en el Bernabeu) surgió la noticia de una nueva recaída y ahora las palabras de quien lo operó asegurando que su rodilla está bien, pero siente mucho dolor...

Recordemos que Milito hace un año que cayó lesionado con una rotura de ligamentos en la rodilla, y desde entonces no ha vuelto a participar en un partido.

En conferencia de prensa, el Dr. Ramón Cugat apuntó que el jugador "está hundido" porque en dos ocasiones en el proceso de recuperación ha sufrido un revés importante, al habérsele manifestado un dolor intenso "en la cara interna del cóndilo femoral", señaló el cirujano a la prensa española.

El experto en rodillas aseguró que la zona reparada, en la que se aplicó una técnica de trasplante de ligamento de una rodilla a la otra, está sana y es correcta, pero que existe un dolor que no ha permitido avanzar en la recuperación. "Ese dolor no provoca ni inflamación ni inestabilidad. Sólo es dolor", subrayó.

Cugat reconoció que quizá han ido demasiado rápidos y que la culpa sólo es imputable a él. Gabriel Milito se lesionó justamente hace un año en el partido Manchester United-Barcelona, de la Liga de Campeones. Una semana después fue operado de una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.

Se le practicó una intervención en las dos rodillas: la dañada (la derecha) y en la izquierda le fue extraído un trozo del tendón rotuliano para insertárselo en la otra. La previsión fue de entre seis y nueve meses de baja, tiempo que ha sido ampliamente superado hasta llegarse a los doce.

"Dijimos que una cirugía de segundas (ya fue operado en la misma parte) podría resultar perfecta. Pero no ha sido así. En medicina, 2+2 no han sido 4", publica el diario Marca.

"La operación fue muy bien. Iba como una moto en la recuperación. Un buen día, quizá corrimos demasiado, y notó unas molestias en la cara interna de la rodilla. Este dolor ha hecho que vayamos lentísimos. Marchó a la Argentina, donde trabajó con el preparador de la Selección (Luis García) y progresó. Otro día en Barcelona, con sus compañeros, se nos vino abajo porque se le volvió a manifestar el dolor en la rodilla y, a partir de ahí, Gaby otra vez se hundió", relató el médico.

Cugat aseguró que el bajón anímico fue producto de que junto al jugador del Barcelona se habían marcado una previsión de reincorporarse al equipo a finales de esta temporada, hecho ya descartado por completo "para expulsar la presión" y por ello el futbolista trabajará para estar con sus compañeros en el inicio del próximo campeonato.


No volverán a operarlo
Cugat descartó realizar una nueva operación porque entiende que no existe ningún problema en las articulaciones. Recordó, incluso, que en un test de velocidad reciente, el jugador fue el tercero más veloz de la plantilla del Barcelona, cuando Milito estuvo trabajando con sus compañeros.

"Gaby tiene la rodilla sana, pero con dolor. Hay que anular el dolor, que está muy circunscrito en el área donde se despierta. Cuando hemos hecho unos test anestésicos, el dolor ha desaparecido. Ahora seguiremos con un tratamiento médico y no forzaremos", aseguró Cugat.

Finalmente, volvió a asegurar que quizá ha habido cierta precipitación y que la culpa sólo se le puede imputar a él. "Que cada palo aguante su vela. Soy un ganador nato y me molesta que un jugador que dije que estaría en nueve meses aún no pueda jugar", añadió.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app