0
Pese al atraso de los sueldos en el equipo charrúa y las discusiones con el presidente del club (hay rumores que hablan de trompadas en el vestuario), el Mono Navarro Montoya aseguró desde Buenos Aires, donde se recupera de una gripe, que no dejará Tacuarembó.


El presidente de Tacuarembó dijo que las discusiones mantenidas con el plantel y en especial con su máximo referente, el ex arquero del Rojo, Carlos Navarro Montoya, "pasa hasta en las mejores familias".

El Mono se encuentra en Buenos Aires, recuperándose de una gripe, y aseguró a la prensa uruguaya que una vez recuperado volverá a entrenarse con el equipo. Mientras, en la ciudad de Gardel, el presidente del club, Daniel Albernaz, expresó que lo ocurrido el sábado fue "una simple discusión pasional de fútbol".

¿Qué pasó? Según el diario El País de Montevideo, tras el partido en el que Tacuarembó, sin la presencia de Navarro Montoya, empató 1 a 1 ante Juventud de Las Piedras, se supo que el arquero argentino, además de padecer un estado febril que lo alejó del encuentro, sostuvo una fuerte discusión con Albernaz. Al parecer, en nombre de todo el plantel, el Mono le reclamó al titular de Tacuarembó por atrasos en los sueldos. Ante esto, el dirigente le increpó por la floja actuación que hasta el momento ha tenido el equipo y muchos dicen que tal altercado termino a golpes de puño.

"Se nos hizo un comentario fuera de lugar. Pero son cosas de fútbol que pasan hasta en las mejores familias. Nada extraordinario", dijo el dirigente al periódico, y agregó que "por encima de todo, jugadores o dirigentes, está el club y eso es lo que importa". El arquero, desde Buenos Aires, subrayó que no va "a dejar Tacuarembó".

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app