3
Si Independiente no se presentaba a jugar anoche contra Lanús nada hubiera cambiado: 2 a 0 para la visita, y un sólo equipo en cancha. Assmann, a pesar del error en el primer gol del Granate, fue nuevamente la figura del Rojo.

Montenegro, en otra noche floja a la par del equipo


Independiente puede que haya jugado su peor partido del año. Con un fútbol anodino e intrascendente, llenando de pases sin sentido el medio de la cancha pero sin agredir al rival y siendo desbordado en todos los sectores de la cancha. Sin ideas de tres cuartos de cancha en adelante, resignándose nuevamente a no atacar y perdiéndose en el limbo del fútbol sin arcos, probablemente si les preguntamos los delanteros Rojos no sabrán decir si en el arco de Lanús estaba Chiquito Bossio o una plantación de soja.

Lo que irrita quizás no es tanto "jugar mal", sino que no hay respuestas de ningún tipo dentro de la cancha. Porque en el primer tiempo Independiente directamente no atacó. Llegó una sola vez, cuando Pusineri (sí, ¡Pusineri!) quedó de casualidad frente a Bossio y tocó la pelota apenas, y más la rodilla del arquero. Luego, un remate desde 35 metros de Montenegro que se fue a tres o cuatro metros del palo. Y nada más.

Está bien que la visita tampoco hizo mucho en esa primera parte, y el partido fue un dolor intenso en los ojos, pero el equipo de Zubeldía tampoco es el Manchester y venía de una seguidilla de malos resultados y peor juego. Sin embargo de animó un poco más y obligó a Assmann a tapar un gran mano a mano frente a Salvio, juvenil de 18 años que resultó una de las figuras del Granate junto con Diego González.

Por el lado de Independiente, el medio Pusineri y Calello trataban de frenar todo lo que podían, pero no era la noche de Montenegro y mucho menos la de Ríos o Fredes. Imprecisos, los hombres que debían generar el fútbol lo hacían más complicado. Para colmo, algo parecía fallar en la conexión entre el Toti y el Rolfi, porque prácticamente no se dieron pases en todo el partido. Lo de Fredes directamente fue preguntarse si estaba jugando. Y Núñez, ante este panorama, debía bajar 40 metros para tomar contacto con el balón.

En la segunda mitad Lanús, envalentonado porque el Rojo no ofrecía mayores complicaciones en su zona defensiva, se paró diez metros más adelante. Y volviendo a las distracciones y complicaciones que sufre el equipo de Borghi en el inicio de cada etapa complementaria, a los 5' Salvio nuevamente queda en el punto penal y es el uno del Rojo quien vuelve a salvar las papas. Dos minutos más tarde, Caracoche intenta jugar con el arquero, la deja corta, y Assmann vuelve a resolver frente a otro jugador Granate, desviando al corner.

De ese tiro de esquina viene el primer tanto, cuando lo que venimos señalando hace varios partidos se repite: los centros le duelen al Rojo. Assmann sale mal, despeja corto, y la pelota le queda a Diego González, quien remata al arco. Iban 8 minutos. A pesar del error, el arquero volvió a ser la figura de Independiente. Prueba de ello otra jugada en la que evita el tanto de Biglieri y otra intervención frente al pibe Salvio.

Desde la apertura del marcador Borghi hace ingresar a Sosa y Centurión. Ninguno aportó nada, salvo una escapada del Chuco. Lo del volante es realmente increíble que siga jugando en la Primera del fútbol argentino. Como nada cambia, el Bichi cambia el esquema. Saca a Caracoche (esta es la forma en que se queman los pibes del club, aprenda), arma línea de tres con Moreira, Gioda y Mareque, y pone a Gandín para armar un tridente ofensivo junto a Núñez y Sosa. El Rojo tampoco llegó al arco de esa manera.

A quince del final, Lanús volvió a golpear luego de una excelente jugada de Lagos, recientemente ingresado, que cuando llega al área chica, y ante la salida de Assmann, toca a un costado para que Sand, el goleador en racha, marque su octavo gol en el campeonato.

Perdido en su laberinto, Borghi (quien suspendió la conferencia de prensa) no le encuentra soluciones a un equipo que no le da al público ni siquiera algo con qué ilusionarse. Ocho fechas van del Apertura y el Rojo mira cómo el tren se le escapa. Sólo ganó dos veces, no marca goles, tampoco llega demasiado y le generan muchas situaciones. La situación preocupa.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 28 de septiembre de 2008 a las 05:09

jugamos pésimo, increíble... muy bueno el blog. saludos

Heb-Diablo dijo... 28 de septiembre de 2008 a las 12:29

ya no sé que pensar. Jugamos horrible. Esta temporada invertimos plata para tener un plantel de calidad, pero parece que los jugadores no se entienden. Moreira no puede jugar más...

JORNADA FUTBOLERA EN AL FONDO DE LA RED: TE INVITO A DISFRUTAR EL CLÁSICO DEL DOMINGO EN FORMA DIRECTA Y ONLINE. DONDE PODRÁS VER LOS PARTIDOS DE RIVER PLATE - RACING(14:00 hs argentina), ESTUDIANTES LP - GIMNASIA LP(16:10 hs Argentina) Y GODOY CRUZ - BOCA JUNIORS(18:30 hs Argentina). AL FONDO DE LA RED TE DA ESTA POSIBILIDAD ¿LA VAS A DESAPROVECHAR? LINK PARA VER LOS PARTIDOS EN VIVO:CLÁSICO DEL DOMINGO EN VIVO

AL FONDO DE LA RED - Un punto de vista inatajable...

La Caldera del Diablo dijo... 28 de septiembre de 2008 a las 15:59

Anónimo y Diablo: coincidimos, lógicamente en que jugamos muy mal. No se si los jugadores llegados tienen tanta categoría y calidad, todavía, salvo Núñez, ninguno ha rendido demasiado, dos lo han hecho realmente mal y tres de ellos ni siquiera jugaron un minuto.
Saludos

Emiliano