2
Ubaldo Matildo Fillol escribe cada lunes una columna en el Diario Olé en la que elige al mejor arquero de la fecha. En las últimas tres, le tocó a Assmann. Al Rojo le llegan mucho, y Fabián es el responsable de que la cosa no esté todavía peor. Reproducimos el comentario del Pato.

Sigue creciendo

En medio de la incertidumbre que vive Independiente, aparece, casi como un intocable, la figura de su arquero Fabián Assmann. Si bien le marcaron dos goles y su equipo perdió por segundo partido consecutivo, fue otra vez la principal explicación para que el Rojo no recibiera una goleada. Tuvo una noche en la que se mostró muy seguro y no dio ningún rebote, a pesar de que algunos remates fueron difíciles. Hay que destacar que se hizo responsable de arreglar los errores de una defensa que no rindió.

Cada partido que pasa parece que se sintiera más a gusto en el arco, y eso es bueno. Noto que está cómodo cuando le llegan seguido y con peligro. Es guapo y demuestra que no se achica. Su único error fue la salida en falso que tuvo en el primer gol de Lanús: se elevó a medias, rechazó la pelota con los puños hacia abajo y, luego de un mal despeje de Caracoche, vino el gol de Diego González. Es una culpa compartida con la defensa ya que no peleó el balón. Antes del gol le había ganado un mano a mano estupendo a Biglieri, lo que demuestra lo ingrato que es este puesto. En el segundo gol no tuvo responsabilidad: salió rápido a achicar a Lagos antes de que tirara el centro, pero Sand entró solo y definió bien ante una defensa pasiva.

Un aspecto para subrayar es que habló mucho, transmitió seguridad, estuvo atento, rápido y mostró un estado atlético impecable. Son cualidades que lo hacen estar en un gran momento individual.

Tuvo cuatro intervenciones fundamentales: tres frente a Salvio y una ante Biglieri. La que más me gustó fue una de las que le sacó a Salvio: el volante pateó desde el punto penal y con una reacción de felino, Assmann logró mandarla de un manotazo al córner. Gran elasticidad y reacción para salvar el arco.

De las tres veces que lo elegí como el mejor de la fecha, Independiente perdió un partido y empató los otros dos. Esto muestra que Assmann sobresale en lo personal a pesar de que el equipo no aparece. Bien por él.

Ubaldo Fillol
Diario Olé, lunes 29 de septiembre de 2008

Publicar un comentario

maradona de los pantanos dijo... 29 de septiembre de 2008 a las 17:45

me es dificil seguirte el ritmo..
el estadio parece q va a quedar espectacular,lo de la c/ Bochini es enorme,Assmann me parece muy buen arquero(por cierto q lastima lo de Ustari,aqui no han llegado a ver lo bueno q es y la critica le ha dado bastantes palos ),y por ultimo,q le pasa al Rojo? esto de dar un paso atras justo cuando te arrimas es muy mala señal,como le ha pasado al Atleti del Kun este domingo.un saludo desde Madrid y enhorabuena por tu blog.

La Caldera del Diablo dijo... 30 de septiembre de 2008 a las 00:05

Gracias por el comentario. Lamentablemente, la actualidad de Independiente no es buena en lo futbolístico, sin un ideal de juego ni patrones establecidos, el técnico ha estado probando todas las variables sin obtener resultados.
Saludos

Emiliano