0
La Selección Argentina de básquet consiguió la medalla de bronce al derrotar a Lituania por 87-75 en el partido por el tercer puesto. La Generación Dorada consiugió meterse entre los cuatro mejores en los últimos dos mundiales y Juegos Olímpicos.

Argentina y un festejo que vale oro

Sin Emanuel Ginóbili, lesionado, y con Andrés Nocioni arrastrando una tendinitis, Argentina sacó toda su mística para vencer a Lituania por 87-75 y colgarse una nueva medalla, un bronce que tiene el valor del oro para el básquet nacional.

Luis Scola, el mejor jugador nacional del torneo

Carlos Delfino (20 puntos), Luis Scola (16) y Nocioni (14) fueron los goleadores del equipo dirigido por Sergio Hernández frente a los europeos, que menospreciaron el juego de los argentinos por llegar diezmados al partido, y por momentos llegaron a estar 24 puntos por debajo de la Argentina.

Manu Ginóbili vio el partido desde el ¿banco?

El plantel completo de la Argentina fue: Pablo Prigioni, Emanuel Ginóbili, Carlos Delfino, Andrés Nocioni, Fabricio Oberto, Luis Scola, Paolo Quinteros, Román González, Juan Gutiérrez, Leo Gutiérrez, Antonio Porta y Federico Kammerichs. DT: Sergio Hernández. Asistentes: Gonzalo García y Julio Lamas.

El Chapu Nocioni, polenta y garra

Argentina ya había enfrentado a Lituania en el primer encuentro de la fase de grupos, perdiendo por 75 a 79. Luego superó a Australia (85-68), Croacia (77-53), Irán (97-82) y Rusia (91-72), para terminar segunda en el grupo, detrás justamente de los lituanos.

Carlos Delfino, el sexto hombre

En cuartos de final eliminó a Grecia (80-78) y tuvo que chocar contra Estados Unidos en semifinales, cayendo por 81 a 101. Los norteamericanos y España dirimirán la medalla dorada, pero eso poco importa.

Sergio Hernández

Recordemos que en la década Argentina fue campeón mundial en el campeonato realizado en nuestro país en 1950, y consiguió el cuarto puesto en los Juegos de Helsinki 1952.

Fabricio Oberto es el único basquetbolista argentino con tres Juegos Olímpicos

Sin embargo, la historia de esta Generación Dorada se inicia con el subcampeonato del mundo en Indianápolis 2002 y corona con la medalla de oro en Atenas 2004. En el siguiente mundial, Japón 2006, fue cuarta. Además, logró los subcampeonatos de los torneos Panamericanos Santo Domingo 2005 y Las Vegas 2007, que lo clasificó para Pekín, donde se sube nuevamente a un podio.

Abrazo entre Scola y Nocioni

De esta manera Argentina cierra su participación olímpica con seis medallas: dos de oro, gracias al fútbol y el ciclismo (Curuchet-Pérez), y cuatro de bronce en básquet, hockey femenino, judo (Paula Paretto) y yatching (Espínola-Lange).

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app