0
El Secretario General de Independiente, Cristian Mattera, realizó declaraciones al diario La Nación, consultado por el problema que actualmente vive el fútbol argentino en referencia a los inconvenientes contractuales surgidos por la libertad de acción de algunos jugadores y el éxodo de juveniles. Grondona, duro con los representantes.

Cristian Mattera

Días complicados vive el fútbol argentino. Por un lado, el escándalo de los pasaportes italianos falsos y la red de negocios alrededor de la obtención de ciudadanías italianas. Por el otro, el éxodo de juveniles tentados por los dólares o euros que se pagan en el exterior y acuden a todos los resquebrajamientos de las leyes para desvincularse de sus clubes de origen, y un caso similar al de aquellos futbolistas que apelan a la cláusula del 20% para considerarse libres y poder también emigrar a otros mercados más poderosos económicamente.

Clarín publicó ayer una síntesis del conflicto. Según el Estatuto del Futbolista, que data de 1973, estableció que los contratos deben durar entre uno y cuatro años. El Convenio Colectivo de 1975 introdujo la cláusula por la cual, si no hay acuerdo para renovar, los clubes pueden prorrogar automáticamente el vínculo por dos años, con un aumento del 20% anual. En su momento fue una conquista gremial. Desde entonces, casi todos los contratos se firman por 1 año.

Actualmente, en casi todos los países europeos -cuyas ligas más poderosas son compradoras- la legislación establece la libertad automática del futbolista cuando finaliza su contrato. Cuando un argentino pide la libertad de acción y quiere inscribirse en un club del exterior recurre a la FIFA y al TAS, el Tribunal Internacional del Deporte, cuyos jueces, sin tener en cuenta la legislación local, tienden a fallar a favor del futbolista, desde una "óptica europea".

En caso de establecerse la normativa "europea" en el fútbol local, los clubes se verían forzados a firmar mayor cantidad de contratos largos. Eso implica un crecimiento notable en el presupuesto que los clubes destinan al fútbol. En los casos en que no puedan afrontar la situación, esto puede llevar a la reducción de planteles y terminaría perjudicando a muchos futbolistas.

Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) viene planteando un "aggiornamiento" en el vínculo contractual desde hace dos años, que tiene la intención de separar a los futbolistas en tres categorías: 1) Hasta 18 años, implementar una estrategia continental, sumar a los africanos y pedirle a la FIFA que refuerce un régimen que evite el robo de juveniles; 2) De 18 a 23, contratos de distinta duración; y 3) De 23 en adelante, contratos a plazo fijo -mínimo un año y máximo cinco- sin prórroga.

Por su parte, la AFA quiere que entre los futbolistas de 18 a 23 años el vínculo continúe siendo como hasta ahora. Es decir, que se siga rigiendo por el convenio colectivo y la cláusula del 20 por ciento. Ayer, Julio Grondona señaló: "Se debe seguir con la prórroga de común acuerdo entre las partes, y si no hay acuerdo, que haya una rescisión de contrato a equivalencia. Los jugadores pueden tirarse a la pileta, pero a veces puede estar vacía. Nosotros tenemos que hacer la legislación midiendo que la Argentina no es España y que acá hay clubes formadores de jugadores. Y si no llegamos a un consenso entre nosotros, en Europa va a haber fútbol profesional y acá seremos amateurs."

Cristian Mattera, el Secretario General del Rojo, fue consultado a raíz de estos sucesos por el diario La Nación, y aclaró la posición del club: "Hace rato que Independiente pide que se actualice la ley de los contratos de los futbolistas. Pero no sólo eso: también presentó una propuesta que fue rechazada por el tema del robo de los menores. Habíamos pedido que exista la posibilidad de sancionar a los representantes y a los menores. A los primeros, sin dejarlos participar del mercado, y a los juveniles, prohibiéndoles jugar en los seleccionados de la AFA. Pero, claro, obvio que no fue aceptado. Nosotros le hacemos contrato a los menores más destacados, los que integran los seleccionados juveniles. Es una forma de protección para que no te los roben."

"En cuanto a lo del 20 %, las prórrogas en los contratos están en camino de desaparecer. En Independiente, de hecho, ya no hay ningún jugador en esa condición y estamos apostando a los contratos largos, como el de Daniel Montenegro (hasta 2011)", agregó Mattera.

Por su parte, el presidente del club, Julio Comparada, en el mismo sentido, afirmó: "A nosotros no nos queda ningún jugador con contrato con prórroga. Desde que llegamos, como política, firmamos contratos largos y vamos mejorándolos una o dos veces por año. Apuntamos a que el jugador confíe en el club y el club acompañe su crecimiento para tener una relación más sana."


Julio Grondona

Se han producido y continuarán las reuniones entre la AFA y FAA para tratar de llegar a un acuerdo en el tema, y llevar la propuesta a la próxima reunión del comité ejecutivo de la FIFA, que se realizará el 18 del mes próximo, en Pekín, durante los Juegos Olímpicos. Allí, Grondona, vicepresidente de la entidad que rige los destinos del fútbol, intentará convencer a Joseph Blatter, conductor de dicha Federación, de modificar la normativa vigente sobre transferencias y contratos, y dividir los países en formadores y no formadores de jugadores.

Sergio Marchi, Secretario General de Agremiados, dio su opinión: "Hay algo muy claro: la FIFA siempre legisla para los europeos. ¿A ver si alguna vez Blatter legislará para nosotros? Lo veo difícil."

En el medio quedaron, además, los representantes de jugadores, que ayer fueron duramente criticados por el presidente de AFA. "Hay problemas porque se metieron los representantes. Ellos ganan la comisión y luego rajan. Hay que echar a todos los representantes. Su función debería ser guiar al jugador por donde corresponde. Hacer respetar lo que está firmado. No basarse en las leyes europeas si estamos en la Argentina. Los representantes y los agentes han perturbado distintas situaciones en favor del jugador y de su propia comisión", dijo Grondona. La FIFA registra 148 agentes de jugadores habilitados para trabajar en la Argentina. Inglaterra, con 344, es el país que más tiene.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app