0
Un nuevo personaje se suma a la fauna de ídolos esporádicos y atípicos que les hacen sentir a los racinguistas un poco más ridículos. Como había pasado con el Chatarrero de Pilar que los descubrió en el bunker secreto previo al clásico, ayer se apareció uno a llevarse unos volquetes del inodoro con la camiseta del Rojo puesta, mientras el plantel entrenaba.


No tienen paz estos muchachos, ni siquiera cuando quieren tenerla y pensaban que ganando la Promoción podían festejar algo. Es que a los problemas que suma el Chocho Llop, más complicado que Cristina y Julio Cleto juntos, ayer en apareció un "invasor" en el entrenamiento de racing y fue captado por las cámaras de La Nación.

Resulta que un trabajador, el Volquetero, llegó al inodoro justo cuando se entrenaba el plantel de racing, para retirar unos volquetes... ¡con la casaca de Independiente puesta! Se armó un pequeño revuelo pero el vigilador, atento, se acercó para pedirle que se vaya.

Recordemos el otro caso, que había ocurrido días antes del partido del Clásico de Avellaneda, cuando los muchachos de racing eligieron concentrarse y entrenar en un lugar ultrasecreto hasta para la prensa, en medio de un campo en Pilar. Pero la tranquilidad desapareció cuando apareció un chatarrero en sulky y desde su megáfono empezó a cambiar su grito habitual de compra de materiales por el de "Corran muchachos, que el Rojo los va a cagar a goles..."

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app