0
El técnico de Independiente señaló que el clásico de Avellaneda "no fue un partido muy agradable" y que tanto el Rojo como racing "jugaron con miedo a perder".


"No fue un partido agradable, fue muy trabado y con mucho miedo a perder. No hubo jugadas claras para ninguno de los dos, salvo la jugada de Sava, que pegó en el travesaño durante el segundo tiempo", señaló Borghi al término del encuentro que Independiente y racing igualaron sin goles en Liniers.

El DT dijo, además, que "en el primer tiempo salimos con la intención de ganar desde el primer minuto, pero después todo se tornó luchado y sin claridad. Ellos en ese primer tiempo no tuvieron ninguna situacion de gol. En el segundo, con los cambios que hicimos, intentamos llegar más pero no pudimos."

Refiriéndose a Montenegro dijo que su ingreso "nos dio mayor posesión del balón y con su salida tan rápida tuve que cambiar todo".

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app