0
Más allá de la broma que hacíamos por el día de los inocentes el 28 de diciembre, y si bien los días de Oscar Ustari en el Getafe parecen llegar a su fin, su futuro no estaría en Avellaneda sino en Barcelona.
El equipo de Messi y Ronaldinho estaría buscando un reemplazante para cubrir la salida de su arquero suplente, Albert Jorquera, y según trascendidos el candidato sería Oski. El diario deportivo español As, señaló que el ex jugador de Independiente “agrada mucho al Barça”.


Mientras tanto, una editorial publicada en el suplemento deportivo del diario La Nación por Francisco Schiavo, titulaba "Ustari perdió mucho por irse al lugar equivocado".

Y agregaba en uno de sus párrafos: "Ustari ya no oye los aplausos. Se sienta entre los suplentes de Getafe y, pese a que una y otra vez asegura que el fútbol no lo apasiona, el amor propio lo consume. Apenas jugó tres partidos en la Liga española desde que llegó. Otro argentino, Roberto Abbondanzieri, casi nunca le 'cedió el lugar'. Ese parece un aspecto importante. Si se prescinde del dinero, ¿por qué Ustari aceptó irse al club en el que atajaba el arquero titular del seleccionado argentino? Tal vez especuló con una eventual transferencia del Pato. Se equivocó, y por mucho... Ustari perdió ritmo, reacción, terreno, oportunidades... Pudo haberse quedado seis meses más y haber peleado el título con Independiente, en el que era un referente para la gente y para sus compañeros. En cambio, eligió el adiós aquel 16 de junio, tras la derrota ante Gimnasia, de Jujuy, por 3 a 1. Una semana antes hasta se había dado el lujo de hacer un gol de penal, a modo de despedida, en la victoria ante Quilmes por 4 a 1."

La editorial finaliza diciendo: "Ahora no se trata de hundirse en los arrepentimientos, sino de 'exprimir' las experiencias fuera de la cancha. El dinero le dio la tranquilidad. Se fue al lugar equivocado: la inactividad le arrebató la calma. Fue su decisión."

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app