0

El juvenil de Independiente recibió un cabezazo en su nuca, perdió el conocimiento y salió directamente en ambulancia del estadio. Fue internado y permanecerá en observación al menos hasta el lunes. 

Todavía no llegábamos a los 20 minutos del segundo tiempo cuando Lucas González saltó para recibir un pelotazo en mitad de cancha, y recibió un cabezazo en la nuca de Novillo, que aparecía de sorpresa por detrás. 

Rápidamente Silvio Romero pidió la asistencia del médico de Independiente cuando el juvenil quedó en el piso y perdió el conocimiento. Atendido en el campo de juego, se retiró con cuello ortopédico directamente a la ambulancia, que lo sacó del estadio. El árbitro Vigliano no consideró ni siquiera una amarilla para el jugador de la academia.

El parte médico indicó que el jugador "sufrió un traumatismo en el cráneo y columna cervical con pérdida de conocimiento", por lo cual fue trasladado al Sanatorio Finocchieto donde los estudios no arrojaron lesiones mayores. 

Se encuentra lúcido y permanecerá en observación, se habló primero por 24 horas pero este domingo se actualizó la información y será hasta al menos el lunes. 


Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app