0
Independiente sacó pecho ante Binacional de Perú, que se mostró como un rival muy inferior, y lo goleó 4 a 1 con dos de Silvio Romero y los restantes de Brítez y Sánchez Miño.


Hizo los deberes Independiente, sabiendo que no hay rival débil y que en la Copa hay que ganar siempre. Y si se puede, golear, como frente a un rival que esperará la revancha en la altura. Pero esta noche el Rojo le tiró la historia y la presión encima desde el primer minuto, lo metió contra su propio arco y hasta pudo haber ganado por más.


Desde el inicio hubo un solo equipo en cancha, con la dupla Cecilio / Sánchez Miño por izquierda, el buen aporte de Hernández y las llegadas de Romero y Benítez, que estrellaron dos remates al travesaño cuando parecía que el arco no quería abrirse. Pero entró uno y llegaron los demás. Primero con Brítez, empujando un centro tras mil rebotes, y sobre el final del primer tiempo Romero, para seguir la racha.

Apenas iniciada la segunda parte fue Sánchez Miño, con un golazo espectacular, el que puso el tercero, y luego lo bajaron a Martín Benítez en el área para que Silvio Romero la pique y anote el segundo de su cuenta, el cuarto del Rojo. Queda la mancha de una mala salida de Brítez cuando debía despejar, y posibilitar el descuento de la visita. La revancha se jugará en la altura de Arequipa el 1 de mayo.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app