1
Luego de un pésimo arranque en la primera mitad, Independiente terminó derrotando 2 a 1 a Vélez. Leandro Fernández cumplió la ley del ex para el Fortín, pero en el segundo tiempo aparecieron el Chino Romero y Pablo Pérez para darlo vuelta.



Regaló un tiempo Independiente, que arrancó con una formación desordenada, con cinco defensores y un medio campo lento. Regaló el gol cuando Bustos equivocó la salida hacia el medio y dejó mano a mano a Leandro Fernández para que venciera en el mano a mano a Campaña y pidiera perdón ante los hinchas del Rojo. Los primeros minutos resultaron de terror, y el Fortín parecía manejar a voluntad el desarrollo, entregándole la posesión de la pelota a Independiente y jugando de contra.


Recién a los 38 minutos pudo llegar el Rojo con un cabezazo de Romero, antes de irse silbado al vestuario. Holan movió piezas, metió a Gaibor, mucho más activo, y mandó a Sánchez Miño a su posición natural. Con él y Cecilio por la izquierda el Rojo creció en volumen de juego y llegó al empate primero con el Chino Romero, que lo gritó con desahogo.

Luego, el paraguayo comandaba el ataque y movía a la defensa visitante. Sobre el final, una falta sobre él cerca del área fue bien ejecutada por Gaibor, el remate dio en el travesaño y Pablo Pérez aprovechó el rebote para poner el 2 a 1 final, en un segundo tiempo que cambió la cara del equipo.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Unknown dijo... 30 de marzo de 2019, 22:15

Coincido en todo ,pero hay que destacar lo pésimo que es el uruguayo Silva, por algo el DT lo sacó en el entretiempo