0
Independiente empató 1 a 1 en San Juan, con gol de Cecilio Domínguez de tiro libre. El Rojo jugó con un hombre menos todo el segundo tiempo por la expulsión de Pablo Pérez y sigue sin jugar bien en la previa al Clásico.


Otro errático partido de Independiente, con mucho roce, pelea y poco fútbol. Hizo lo que pudo, o pudo poco, y si bien pudo haberse quedado con la victoria, recibió un gol de esos que "no te pueden hacer" cerca del final del partido.

El primer tiempo fue muy aburrido, con falta de ideas de ambos equipos, con San Martín pegando mucho y el árbitro siendo permisivo con el corte del juego. Entre las estrategias, lo buscaron permanentemente a Pablo Pérez, hasta que lo encontraron. En una reacción infantil, el volante del Rojo tiró una patada ante una falta y vio la roja cuando se moría la etapa.

Pero aún había más porque en tiempo de descuento Fabricio Bustos, estandarte en la primera parte, se fue al ataque y recibió una falta al borde del área. El paraguayo Domínguez pidió el tiro libre y con una pegada exquisita la colocó junto a un palo para gritar el primero con la camiseta de Independiente.

El Rojo se iba al vestuario con un hombre menos, pero la victoria en el bolsillo. Salió a aguantarlo en la segunda mitad, puso esmero y quizás con diez hombres se vio lo mejorcito del equipo, con Domínguez corriendo por todo el ataque, y Campaña sólido en el arco. Pero... faltando menos de diez minutos el colombiano Osorio puso el 1 a 1.

El empate le deja un sabor a poco al Rojo, que buscaba acercarse a la pelea por ingresar a la Libertadores 2020, en la semana previa al Clásico de Avellaneda.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app