0
Independiente ganó un partidazo en San Pablo. El Rojo salió con todo, lo ganaba desde el primer minuto y se impuso con autoridad al Corinthians, 2 a 1. Benítez y Ángel Romero en contra, los goles.


Triunfazo de Independiente en San Pablo. Contra todos, contra todo, volvió a hacerse fuerte de visitante, y se quedó con tres puntos de oro para seguir encaminado en la Copa Libertadores y dejar todas las chances abiertas.

Pese al esquema, a priori conservador, salió con todo a buscar el partido, y ya al minuto se puso en ventaja con un gol de Martín Benítez. Gritado con el alma, el misionero sabe que no es un gol más ni para él ni para el equipo. Se puso en ventaja nuevamente el Rojo con un centro picante de Meza y la cabeza de Ángel Romero para meterla adentro de su propio arco.

Un primer tiempo casi perfecto se vio opacado por los fallos arbitrales, que anularon un gol válido para el equipo de Holan. Corinthians pudo descontar, pero en lo futbolístico nunca puso en peligro al visitante. Ni siquiera en el segundo tiempo, donde tuvo más tiempo la pelota pero no inquietó a Campaña.

El Rojo pudo incluso aumentar, pero sobre todo fue inteligente al manejar la pelota, controlar el juego y vencer la ansiedad de su rival. En eso tuvo mucho que ver también el xcepcional partido de Nico Domingo, dueño del mediocampo. Triunfazo en la Copa que más nos gusta.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app