0
El Mariscal la pasó mal en Chile, cuando la barra del conjunto celeste lo interceptó en la ruta y luego le pidió la renuncia a través de un comunicado. 



El ex técnico de Independiente Gabriel Milito sufrió un duro apriete por parte de la barra brava del Club O'Higgins, tras los malos resultados del equipo de Rancagua, Chile.

El sábado, Unión La Calera lo goleó 4 a 0, en lo que significó la sexta caída celeste en el torneo. El lunes, tras la práctica, un grupo de barras emboscó a Milito cruzándole un vehículo en plena carretera. La situación se produjo después de la práctica a la que los hinchas acudieron a presionar al plantel y al cuerpo técnico por la discreta campaña.

Después del acto de protesta, según El Deportivo de Chile, el entrenador recibió a cuatro de los líderes de la barra en una oficina del complejo deportivo que el club tiene en Requínoa. En una extensa reunión que el medio califica como "cordial", el entrenador debatió con los aficionados acerca de cómo intentarán revertir los malos resultados.

Sin embargo, lo más grave se produjo después, cuando los fanáticos interceptaron a Milito en la ruta, después de haberlo seguido desde la salida del centro de entrenamientos. “Se ve reflejado que el profesor Milito no tiene la capacidad ni la experiencia para liderar deportivamente a esta institución, contando con las herramientas necesarias para ser un club que este peleando los primeros lugares de la tabla. Debido a esto como Trinchera Celeste exigimos la renuncia o desvinculación inmediata del profesor Gabriel Milito independiente de los próximos resultados, consideramos que la etapa de Gabriel llego a su fin. Tampoco queremos dejar pasar y consideramos necesario manifestar el repudio, por el actuar del jugador Joel Acosta, ya que O’Higgins se debe a su gente y al amenazar de golpes a un hincha nos sentimos violentados todos como hinchada, por este motivo exigimos las disculpas públicas del jugador en cuestión”, expresó la Trinchera Celeste, que se adjudicó la acción de protesta a través de un comunicado en las redes sociales.

“O’Higgins es una institución seria y que deportivamente no debiera ser un equipo que pelee en la medianidad de la tabla, ya que de nada sirve tener las mejores instalaciones de Sudamérica si no nos lleva a tener resultados acorde a sus herramientas de trabajo y no tienen la problemática que tienen otros jugadores y cuerpos técnicos, que no cuentan con instalaciones acorde a la necesidad de un club deportivo profesional y que en muchas ocasiones no tienes sus pagos al día y aun así tienen un mejor rendimiento que este equipo”, sostienen los aficionados.

Basándose en las últimas frases, la dirigencia que encabeza Ricardo Abumohor entrega un respuesta. “En un comunicado, ellos reconocen que esta es una institución seria. Estamos todos en la misma, tratando de mejorar la campaña y los resultados. Pero no vamos a aceptar este tipo de presiones. No corresponden. La actitud es mala”, dice el dirigente a La Tercera.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app