0
Independiente derrotó a River 1 a 0 en un partido trabado que tuvo a la visita con uno menos más de 60 minutos. Nico Domingo cumplió con la ley del ex, tras una gran corrida de Sánchez Miño, figura del encuentro.


En la previa a la primera semifinal de la Sudamericana en Paraguay, Independiente sumó un triunfo anímico importante al derrotar a River en el Libertadores de América.

Una jugada pudo cambiar el curso del partido, y fue la expulsión de Germán Lux a los 20 minutos del primer tiempo. El pique sobrepasó al arquero de River, que tomó la pelota con sus manos afuera del área. No obstante, el Rojo no tenía la cabeza en este partido, y aún con un jugador más no pudo ser superior en el juego a su rival.

El partido era aburrido y monótono, pero el ingreso de Ezequiel Barco le dio ritmo al equipo de Holan y propuso las jugadas más peligrosas del encuentro. Hasta que Campaña sacó rápido del arco, Sánchez Miño corrió toda la cancha y confirmándose como figura de la noche dio el pase justo para que Domingo marque el gol del triunfo, festejado con el puño en alto por todos los hinchas.

Ahora se vendrá Libertad, y luego racing. Razones más que suficientes para celebrar este paso al frente en la Superliga.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app