0
Con una floja actuación colectiva, Independiente cayó en Tucumán ante Atlético por 1 a 0, en la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana. 


Mucho por mejorar para Independiente, que no sólo extraño a Rigoni sino que fue muy poco de lo que incluso se vio en Chile ante Deportes Iquique, última incursión del Rojo de manera oficial.

Fue muy pobre el primer tiempo de Independiente, pero tuvo un tiro en el travesaño un minuto antes de que el Pulga Rodríguez anotara el gol del Decano. Desde allí el Rojo, que volvió a vestir de negro, cayó en un agujero del color de la camiseta e hizo las cosas aún peor en el segundo tiempo, donde Atlético lo golpeó a voluntad y pudo aumentar la cuenta.

Quedan 90 minutos, Independiente jugará en Avellaneda la vuelta y definirá la serie en casa. No es imposible, pero deberá haber mucho trabajo en el medio.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app