0
El jugador, que ayer pasó la revisión médica, estuvo hoy en el Libertadores de América por primera vez con el buzo del Club, y hasta jugó unos minutos ante Aldosivi. Sabe, además, que el hecho de haber sido solicitado por Milito no le garantiza la titularidad.


Juan Sánchez Miño se convirtirá en el segundo refuerzo de Independiente de manera formal el próximo lunes, cuando firme su contrato por cuatro años a cambio de 1.400.000 dólares a pagarle al Torino en cuatro años.

No obstante, el volante de 26 años, ex Boca y Estudiantes, y proveniente del Cruzeiro de Brasil, estuvo esta mañana en el Libertadores de América vestido como hombre del Rojo, y hasta tuvo la oportunidad de ingresar unos minutos en el segundo tiempo del amistoso ante Aldosivi.

En diálogo con Olé, Sánchez Miño contó su relación con Milito: "Lo tuve poco en Estudiantes, pero durante ese lapso aprendí mucho. Que esté él es algo que me motiva el doble. Milito no te regala nada, te exige de forma permanente. Y sé que más allá de que me haya pedido, me voy a tener que ganar el puesto demostrando en los entrenamientos".

"De esta plantel conozco a Diego Vera de mi paso por Estudiantes y a Jesús Méndez de Boca. Todos me hablaron muy bien de Independiente", remarcó el jugador. "Es muy motivante tener por delante tres competencias, ya que eso aumenta las chances de jugar. Mi primer paso será integrarme lo más rápido posible, algo que no es sencillo en un club grande. Milito reclama profesionalismo total", agregó.

"Seguramente se verá un Independiente ofensivo, que va a asumir el protagonismo ante cualquier rival y en todas las canchas. Cualquiera que le guste el fútbol se va a sentir identificado porque el equipo siempre tendrá como premisa atacar", finalizó Sánchez Miño.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app