0
Una explicación de la Superliga y el modelo europeo que se pretente tomar como modelo. 


Como existe en España o Inglaterra, la Primera y la B Nacional se regirían por una nueva estructura, dentro de la AFA pero independiente, y la casa madre se ocuparía del resto del Ascenso y tendría bajo su órbita el Consejo Federal. Y retendría, claro, todo lo concerniente a la Selección. Bajo ese marco la Superliga plantea un torneo de la A con 20 equipos que se juegue de agosto a junio con partidos de ida y vuelta y fixture pautado de antemano sin cambios. Además control financiero estricto, con sanciones deportivas para quienes creen nueva deuda. ¿Cómo se llega a 20 equipos, motivo de conflicto con la mayoría de los clubes? Lo ideólogos querrían un descenso masivo ya, pero como saben que no tienen plafón negociarían bajar de a cuatro equipos en las próximas cuatro temporadas y que sólo suban dos. El mismo esquema se aplicaría a la BN. Así se llegaría a 2020 con el número pedido.

¿Por qué los clubes podrían aceptar esto? La zanahoria es la plata. Según estiman se podría recaudar por derechos de TV tres veces más de lo que se recibe ahora, licitando los derechos internacionales, los partidos de Primera y el streaming por Internet, la verdadera pepita de oro a futuro. Para eso ya hay negociaciones con cadenas nacionales e internacionales. Pero también con el Gobierno, que tiene esos derechos hasta 2019. La idea es hacer una licitación conjunta hasta 2030, manteniendo la gratuidad por TV hasta 2019, cuando vence el contrato de FPT, y después ir hacia la modalidad paga para que el privado recupere su inversión y gane dinero.


En Europa cambiaron hace un rato


Si bien hace rato existe una escisión entre la Liga y la Segunda con el resto de la Federación, recién esta temporada dividió los ingresos más equitativamente. Hasta 2015, cada club arreglaba por la venta de TV por las suyas.

Alemania tiene la versión más igualitaria en materia de ingresos de TV para los clubes de todas las categorías. Lo que ingresa va a una bolsa donde se reparte el 75% en partes iguales y el resto por mérito deportivo.

La Premier maneja un mix más igualitario que en España, pero menos que en Alemania. El 70% de lo que ingresa se reparte en porciones iguales, un 15% va por rating y el 15% restante por mérito deportivo.

Los ingresos en Italia desde hace una década se dividen de la siguiente manera: 40% por partes iguales para todos los que jueguen la Serie A, 30% por nivel de audiencia y 30% por tabla de últimas cinco temporadas.

Fuente: Diario Olé.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app