2
Independiente ganaba cerca del final de un partido en el que jugaba muy mal pero se llevaba el premio grande. Se prendieron bengalas que frenaron el juego, enfriaron y terminaron colaborando con el empate de racing. La mayor parte del Estadio repudió la actitud. 

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 22 de febrero de 2016, 13:47

Hay que identificarlos y expulsarlos del club. Es gente que perjudica al club y a todos los que asistimos al estadio a ver el partido. Además de robarnos el resultado, nos roban nuestro tiempo por su egoismo desmedido. Miles de personas deben esperar a que los señores terminen de divertirse, para poder seguir disfrutando el partido. Además, puede haber un costo económico si nos suspenden la cancha y nos obligan a alquilar otra para jugar. También hay que sumar las consabidas molestias para jugar en otro lado y la ventaja deportiva que nos obligan a ofrecer.
Espero que nuestros dirigentes actúen responsablemente en beneficio de Independiente. Sepan que tienen el apoyo de los socios. No queremos "panaderos" en nuestro club. Gracias.

Anónimo dijo... 22 de febrero de 2016, 15:44

Totalmente de acuerdo. La concentración que había que tener para cuidar el 1 a 0 se perdió cuando aparecieron las bengalas. Por respeto a todos los socios el Club debe investigar y expulsarlos, y ver quién dejó entrarlas, dado que al resto no nos dejan pasar ni un sandwich de bondiola de afuera.