0
El defensor Rojo admitió que las cosas no salieron como todos queríamos, y se refirió a la dureza del encuentro y evitar las "desatenciones".


“Está complicado pero en el fútbol todo es posible”, dijo Hernán Pellerano, único jugador Rojo que habló tras la derrota de Independiente en el clásico de Avellaneda.

“Nos pasó todo justo en este partido, uno de los dos más importantes del año. Todavía queda otro”, dijo el defensor, y se refirió a Bou, quien lo complicó toda la tarde: “Imposible de marcar no es. Hasta el gol veníamos bien. Ahí tuvimos una desatención y esos delanteros te generan una situación de gol solos. Tenemos que trabajar”.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app