1
La selección local ganó su primera Copa América tras derrotar a la Argentina por penales, luego de 120 minutos sin goles. Martino erró los cambios y no aparecieron las figuras.

En 120 minutos, la Argentina y Chile empataron sin goles, pero el local se lo llevó en los penales. La explicación de la derrota nacional (la quinta final consecutiva que se pierde) está en el tiempo reglamentario, en esperar demasiado al rival, en perdonarle la vida, en que siguen sin aparecer los grandes nombres del equipo y en que el técnico erró los cambios. Luego, Higuaín y Banega patearon sus penales con displicencia, y festejó la Roja.

Publicar un comentario

Anónimo dijo... 4 de julio de 2015, 21:31

Amanda dice:
Felicitaciones, Chile. Necesitaron un libertador argentino, un técnico argentino, noventa y nueve años y un campeonato comprado (ahí se fue el presupuesto para educación de toda la década) para ganar la única copa de su historia.
Sólo faltó la gordita Bachelet entregando la copa.