0
Independiente derrotó por 1 a 0 a Tigre y volvió a ganar luego de siete fechas. Con Fernando Beron en el banco, el Rojo fue más ordenado pero tampoco lució. Albertengo fue el autor del gol. Méndez fue expulsado sobre el final.

Se sacó la mufa Independiente, con un gol tempranero, jugando de manera anodina, sin entregar nada nuevo y sin que haya más que mostrar que estos tres puntos tan ansiados y que ojalá sirvan para cambiar otras cosas de cara a la segunda parte del año.

En los pocos días de trabajo y en condición de interino, Beron apostó al armado defensivo, a cierta prolijidad en la marca y la salida desde el fondo, y puede decirse que en eso el equipo cumplió. En un partido jugado con mucho roce, además, sufrió las lesiones de Victorino y Papa, que debió salir en el primer tiempo, y la expulsión, por una tontería, de Jesús Méndez en el último cuarto de hora, cuando era una de las figuras del Rojo.

Precisamente un muy buen centro del ex Canalla fue anticipado por Albertengo y poner el gol que se gritó y gozó después de tanto tiempo.

Emiliano Penelas

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app