2
Hace 37 años, Independiente se consagraba campeón empatando con 8 hombres en Córdoba ante Talleres. La hazaña del equipo del Pato Pastoriza es un hito en la historia Roja.

Se trata de la hazaña más grande de la historia del fútbol argentino, y una de las más impactantes a nivel mundial. Independiente ganaba 1-0 con gol de Outes pero en el complemento los cordobeses empataron de penal y luego se pusieron en ventaja con un gol con la mano.

Las protestas generalizadas por el ilegítimo gol de Talleres, derivó en las expulsiones de Larrosa, Galván y Trossero. Los jugadores querían retirarse del campo de juego, pero fue José Omar Pastoriza quien impuso sus condiciones de caudillo y conductor para imponer la famosa frase: "Vayan, sean hombres, jueguen y ganen".

Con tres hombres menos Independiente llegó al empate gracias a la magia de Bertoni y Bochini (que ese día cumplía años) y así el Rojo se consagró campeón del Nacional 77. Acá, declaraciones de Galván y Bertoni.

Publicar un comentario

rojoREN dijo... 26 de enero de 2015, 10:46

pianto un lagimon, sin dudas sensaciones de triunfalismo e invencibilidad que volverán algún día, solo espero que no se demoren.

Anónimo dijo... 26 de enero de 2015, 16:43

Y AHORA NOS DIRIGE ALMIRÒN...MAMITA.

Invitame un café en cafecito.app