0
Emocionado, el Mariscal habló tras el partido homenaje y destacó su paso por el Rojo, agradeció a sus compañeros del 2002 y a todos los hinchas. Además, recordó al Zaragoza y Barcelona.

"He vivido una vez más un día increíble, en mi cancha, con mi gente y en mi club", dijo Gabriel Milito momentos después de que su hijo mayor marcara el último gol de su partido homenaje y diera por concluido el simbólico encuentro.

"Quiero agradecerles a los muchachos por haber venido y sobre todo destacar el esfuerzo del equipo campeón 2002 y los que siguen jugando, que se hicieron presentes en sus vacaciones. Todos ellos son mis amigos. El agradecimiento para mi familia, para mis viejos, mi esposa y mis hijos que sin ellos no podría haber hecho la carrera que hice", manifestó el Mariscal.

Y agregó: "A todos mis amigos, del fútbol y de la vida, pero sobre todo a mi abuelo Antonio que me metió la pasión por Independiente. Los quiero a todos".

Por último, señaló:  "Si bien este es mi club y mi casa, a la que quiero con locura, en Zaragoza y Barcelona he vivido cosas hermosas.Más allá de la distancia siento que estuvieron al lado mío en este día tan especial".

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app