0
El ex Chacarita fue titular por primera vez y justificó con creces su inclusión, pese al bajón que sufrió en el segundo tiempo. Supo desequilibrar y puso el centro que derivó en el empate.

Omar De Felippe lo probó en la última jornada antes del encuentro con Banfield y se decidió a incluirlo. Así, Matías Pisano estuvo desde el inicio por primera vez desde que llegó a Independiente, algo que la gente pedía por sus rendimientos en las cortas apariciones que había tenido, y cumplió.

En la primera parte fue muy movedizo y sólo, sin ninguna colaboración y nadie que se mostrara con claridad para tocar, se las arregló para generar huecos y desequilibrios en la línea de fondo del Taladro. Luego sufrió un bajón en el segundo tiempo. Un poco porque la pelota ya no le llegaba con tanta claridad, otro poco porque con diez el Rojo se resignó más a entrar esporádicamente en juego.

Sin embargo, fue un centro suyo ejecutado con precisión el que permitió que Montenegro apareciera entre la defensa de Banfield y conectara para que empuje Cáceres el empate de Independiente. En el global fue positiva la tarea de Pisano, y debería ser el Rolfi quien mejor deba acompañarlo para apoyar la tarea creadora del Rojo.

Un buen punto
En declaraciones a la prensa al término del partido, Pisano afirmó que “Fuimos a buscar el partido igual, aún con un hombre menos. No se pudo ganar, pero sacamos un buen punto". Y agregó: “Siempre me siento cómodo en la posición en la que juego, trato de buscar al Rolfi, me la da siempre redonda”.

Publicar un comentario

Invitame un café en cafecito.app